Sunday, December 18, 2005

Vivo

Vivo todavía
bajo el granado trigal de la noche insomne
rumorosa de viento alto y de luceros


pablo mares

162 Comments:

Blogger pankarta said...

empezó a desnudarse
y comenzó a quitarse el universo

7:12 PM

 
Blogger pankarta said...

la puerta del misterio
nos lleva
a la entraña de la noche

7:16 PM

 
Blogger pankarta said...

los secretos de la noche
en sus sueños
los grillos encubren

7:18 PM

 
Blogger pankarta said...

lejos de la tierra
siempre hay luceros
que a los hombres miran

7:20 PM

 
Blogger pankarta said...

Detrás de cada sueño
una espina o una flor
siempre esperan

7:24 PM

 
Blogger pankarta said...

Peldaño del sueño
la insomne
camarada clandestina

7:25 PM

 
Blogger pankarta said...

La poesía
sueño entre la noche
acampña en otros sueños

7:30 PM

 
Blogger pankarta said...

... acampa en otros sueños

7:32 PM

 
Blogger pankarta said...

Del tamaño
de la media noche
¿y tgan lejos nos estamos?

7:34 PM

 
Blogger pankarta said...

... ¿y tan lejos nos estamos?

7:36 PM

 
Blogger pankarta said...

Insomne por la noche
habrá siempre
alguien fogarada insomne

7:37 PM

 
Blogger pankarta said...

A espaldas de la noche
el ancho resplandor
de los caminos

7:38 PM

 
Blogger pankarta said...

Cabalga la noche
mientras duerme
la muerte acurrucada

7:39 PM

 
Blogger pankarta said...

Al otro lado de la sombra
en canto
en grito florecidos

7:41 PM

 
Blogger pankarta said...

De manos de la tarde
adopta
la locura de los pájaos

7:42 PM

 
Blogger pankarta said...

... o de las sombras

7:43 PM

 
Blogger pankarta said...

Cántico nocturno
susurro soledoso
en pomarrosa

7:44 PM

 
Blogger pankarta said...

Más tarda el viento
en llegar
que desgaritarse el Sol de tarde

7:45 PM

 
Blogger pankarta said...

Muere la verdad
cuando se acaba
la sombra de la tarde

7:46 PM

 
Blogger pankarta said...

Se despertó de pronto
la espesura
amaneció la luz

7:47 PM

 
Blogger pankarta said...

Al lado del día
cuando comienza
a caminar el Sol

7:48 PM

 
Blogger pankarta said...

Entre uno y otro sol
los hombres
destejen su tristumbre

7:49 PM

 
Blogger pankarta said...

Amanece en algún lugar
pudiera ser
detrás del cielo

7:50 PM

 
Blogger pankarta said...

Esa sombra
gemela de tu ser
junta todos tus pasos

7:50 PM

 
Blogger pankarta said...

saciémonos
fluctuemos como el mar
soplemos como el viento

7:51 PM

 
Blogger pankarta said...

Dejemos a la muerte
al descubierto
al pie de todo asombro

7:52 PM

 
Blogger pankarta said...

ebrios de soledad
la copa nos ampare
albergue el sueño

7:54 PM

 
Blogger pankarta said...

suspirados
por la noche
soñemos lejanías

7:55 PM

 
Blogger pankarta said...

Una vez
emprendido el viaje
sigue puntualmente al Sol

7:57 PM

 
Blogger pankarta said...

hoja entre los vientos
acuérdate del viaje
hacia la sombra

7:58 PM

 
Blogger pankarta said...

párpado de hormiga
cónvencete
del viaje sin regreso

7:58 PM

 
Blogger pankarta said...

testigos del grito
del aullido terrible
de los hombres

7:59 PM

 
Blogger pankarta said...

La vida se empina
tanto a veces
que aturde con su grito

8:00 PM

 
Blogger pankarta said...

nos llama nos nombra
nos acusa
nos grita nos reclama

8:01 PM

 
Blogger pankarta said...

Reto a sentarte
en el lugar del hambre
a gritos todavía

8:02 PM

 
Blogger pankarta said...

Tendrás tiempo
de llegar a ser
luego no habrá más asombro

8:03 PM

 
Blogger pankarta said...

Reto a sentarte
en el lugar del grito
vivos todavía

8:04 PM

 
Blogger pankarta said...

Vivos todavía
bajo el granado trigal
de la noche insomne
rumorosa de viento alto
y de luceros

8:08 PM

 
Blogger pankarta said...

descarada la luna
cada tarde
apretuja más al sol

8:46 PM

 
Blogger pankarta said...

ido el sol
la luna pasa a ser
la partera de la noche

8:47 PM

 
Blogger pankarta said...

llegada la noche
la luna
recoge las mariposas

8:48 PM

 
Blogger pankarta said...

minúsculos
noctívagos insectos
de la noche duendes

8:56 PM

 
Blogger pankarta said...

cósmica desgarradura
i n c e s a n t e
sucesión del ser

8:57 PM

 
Blogger pankarta said...

trashumancia antigua
soñaje de un murmullo indefinido

8:58 PM

 
Blogger pankarta said...

dormía la humanidad
y acabaron las flores con la guerra

8:58 PM

 
Blogger pankarta said...

Vivo el hombre
¿soportará la loca furia
de la guerra?

8:59 PM

 
Blogger pankarta said...

fuego llamarada
cuerpo de luz
lugar para el asombro

9:00 PM

 
Blogger pankarta said...

fuego fogarada
fuego por siempre
en el fulgor del fuego

9:01 PM

 
Blogger pankarta said...

privilegio
el que tiene el hombre
para dar con el asombro

9:01 PM

 
Blogger pankarta said...

con la puerta abierta
a la silente claridad del bosque

9:02 PM

 
Blogger pankarta said...

diecisiete insomnios bastan
para ver salir un asombro

9:03 PM

 
Blogger pankarta said...

verde silencio
el de la luna
en hombros de los rojos campos

9:04 PM

 
Blogger pankarta said...

No hay duda
que las lunas partidas
son sueño en agonía

9:04 PM

 
Blogger pankarta said...

De la sombra
del sueño
de la noche
el mar´
la lejanía

9:06 PM

 
Blogger pankarta said...

Del grito antiguo
del sollozo
el alma
el rayo
el oleaje

9:06 PM

 
Blogger pankarta said...

Del laberinto de la guerra
en luna en soledad quejido

9:07 PM

 
Blogger pankarta said...

de larga soledad
de sueños
de palabras
de caminos

9:08 PM

 
Blogger pankarta said...

No hay tiempo que perder
empieza por abrir la soledad

9:09 PM

 
Blogger pankarta said...

Nunca estuvo viva
menos puede ser piedra
ahora muerta

9:10 PM

 
Blogger pankarta said...

¡Cómo piedras muertas
las que cobijan
cada sueño al hombre!

9:11 PM

 
Blogger pankarta said...

caminos vibraciones
piedra blanca
sobre vuelo azul

9:12 PM

 
Blogger pankarta said...

¡Cuesta hacer un verso
más comprender la soledad del alba!

9:12 PM

 
Blogger pankarta said...

La vida un quebranto
camino de la muerte perdurable

9:13 PM

 
Blogger pankarta said...

Sentenciado a vida
cada hombre solamente
a muerte apuesta

9:14 PM

 
Blogger pankarta said...

Resiste corazón
mientras la muerte
nos espera un rato

9:15 PM

 
Blogger pankarta said...

de apuesta en apuesta
faltó ponerle trampas
a la muerte

9:15 PM

 
Blogger pankarta said...

de aviso en aviso
sin oír la noticia
de la muerte

9:16 PM

 
Blogger pankarta said...

de vez en cuando
el hombre cae en cuenta
que aún está vivo

9:17 PM

 
Blogger pankarta said...

De manos de la noche
adopta
la locura de las sombras

12:00 AM

 
Blogger pankarta said...

junto a una manzanilla
la albada espero
para un trago de sol

12:24 AM

 
Blogger pankarta said...

This comment has been removed by a blog administrator.

12:26 AM

 
Blogger pankarta said...

Ser poeta es encontrar en
otros la propia vida.


Gabriel Celaya

España (1911-1991)



http://es.groups.
yahoo.com/group/
palabrasdescalzas/

12:29 AM

 
Blogger pankarta said...

This comment has been removed by a blog administrator.

12:32 AM

 
Blogger pankarta said...

Qué es el poeta. Un vidente, un buscador del alma, a la que examina, palpa, acaricia, comprende. Para eso, no apela al razonamiento, sino a las imágenes, al deleite de las formas, del sonido, de los sentimientos, de las sensaciones. Hace de lo trascendental su objeto, lo crea para sí. (Mónica Maud de Sánchez)
http://www.poesia.org.ve/
cuenta.php?codigo
=2914&categoria=

12:34 AM

 
Blogger pankarta said...

ALBADA

Adiós a los que se quedan y a los que se van también. Adiós a Huesca y provincia a Zaragoza y Teruel. Esta es la albada del viento la albada del que se fue que quiso volver un día pero eso no pudo ser. Las albadas de mi tierra se entonan por la mañana para animar a las gentes a comenzar la jornada. Arriba los compañeros que ya ha llegado la hora de tener en nuestras manos lo que nos quitan de fuera. Esta albada que yo canto es una albada guerrera que lucha porque regresen los que dejaron su tierra. (Cantata para un país) José Antonio Labordeta http://es.geocities.com/
ferbp55/musica.html http://www.poesia.org.ve/
minuto.php?codigo=581

12:49 AM

 
Blogger pankarta said...

empezó a desnudarse
y comenzó a quitarse el universo

11:08 AM

 
Blogger Arcangel said...

Adelante, Hermano.
En mi caso cuento con "Almácigo"
http://almacigo.blogspot.com/
Ojalá me dieras una mano,
que no entiendo un comino
sobre el brillo que debo
imprimirle al blog.
Abrazos. Hasta cada rato.
Pankarta

Que deseas saber? A ver si puedo ayudarte aunque yo tambien soy nuevo en este asunto.

12:44 PM

 
Blogger pankarta said...

La poesía es lo único auténticamente universal; no posee cuna más que en el espíritu del poeta, ni tendrá raíces más que la mente, la imaginación, el padecimiento, y a manos del poeta, de quien no se puede juzgar más que lo que cede, su propio yo, desnudo frente a un mundo que alguna vez ha de comprender... El reconocimiento popular, los halagos de la prensa no dejan de pertenecer al mundo terrenal, del que el poeta en su creación ha escapado mucho antes. Son, no obstante, la única señal de que el poeta existe, de que está tallando senderos, de que también es un hombre de carne y hueso, que sonríe y disfruta de un buen lector. La línea es tan fina como un hilo de seda casi transparente, hay que admitir.
(Mónica Maud de Sánchez)

4:37 PM

 
Blogger pankarta said...

LA POESÍA
Y se quita la túnica, y aparece desnuda toda... ¡Oh pasión de mi vida, poesía desnuda, mía para siempre!...La medida justa del misterio humano... arma cargada de futuro... Jaula de cristal, hembra jadeante... Espuma de la noche, temblor de espuma, pie de sol enfurecido. Piedra de los dioses, sueño de la piedra, piedra de los sueños... Fecunda entraña de la luz... ¿No me conoces? No soy luz ni tampoco noche. Crepúsculo; un engendro de verdad y mentira... Venid, pues, acá todos... todos juntos, ¡oh hermanos!, ¡caminemos tras la nueva aurora en compañía!... ¡Hala al mundo!... ¡Asómbrate! Lo más alto del hombre, el asombro... Tendremos tiempo de llegar a ser un hombre... luego ya no habrá más quehacer... ¡Antes del Alma fue la Poesía!
Pablo Mares

4:38 PM

 
Blogger pankarta said...

El Poema

Un pedazo de pan para los pájaros. Un alarido entre la guerra. La imagen vegetal de la lechuga. Un alpargata recibiendo sol. La sílaba final del viento... Sed de viento, de maíz, de pan. Palabra, cosa, huella, sombra y pólvora. Risa loca, risa engatillada. Atropellada rabia... El paso de Mercurio adolescente. O Marte espantadísimo del hombre... Tú siempre solo, oculto, detrás del misterio mientras murmura alrededor la noche... Crezca en tus manos la raíz del hombre. La paz sea contigo hasta en la guerra.

Pablo Mares

4:39 PM

 
Blogger pankarta said...

La Palabra

"Comarca de utopía para morar". Errabundaje, trashumancia del hombre que mira hacia la estrella. Lucha al pie del hombre, diariamente, por saber para qué se hizo, para qué sirve la palabra; si sirve para algo la alegría, si creen las espigas en el hombre, si vale la palabra todavía... La palabra siempre. En la punta del tiempo navegando. Cabalga que cabalga en las tinieblas.
Pablo Mares

4:40 PM

 
Blogger pankarta said...

La poesía. Ser poeta.

La poesía es un acto de fe en el hombre, en la palabra y en la vida. Sorprenderse, extrañarse, asombrarse. Un instrumento para transformar el mundo. Experiencia de vida. Momento de liberación, individual y colectiva. Un destino. Un asombro que se pasa a limpio. Un renglón que se le añade al mundo.

Ser poeta es estar dispuesto a la vigilia. Estar de guardia. Buscar la luz. Navegar hacia adentro del asombro. Acompañarnos con un pan en la mano y un camino en el pie. Saber el tamaño exacto de la pena. Conocer el lado oscuro de la rosa y la terrible majestad del pan. Volverse vagabundo, apoyar las palabras sobre la sangre, arrestar al viento, al sol, las mariposas. Inventar ratos, penas, alegrías y tardanzas. Echar un vistazo al mundo. Ponerle trampas a la muerte. Infundir a los hombres un hambre ardorosa e insaciable de belleza, entusiasmo y libertad.
Pablo Mares

4:44 PM

 
Blogger pankarta said...

CREE


Cree en la locura de los pájaros, en la fresca escarapela de las sombras, en el risueño misterio de la tarde. Cree que jamás la canción tuvo punto final, que la existencia no es más que un plagio y que los poetas escriben las mismas cosas con uno que otro colorido. En esa continuidad profunda que, de siglo en siglo, traspasa de poeta en poeta; que sólo existe un poema y un poeta y hasta una sola palabra para quienes existen, existieron y existirán. Cree que “nuestra poesía no es nuestra, la hacen a través nuestro, mil asistencias, unas veces agradecidas, otras, inadvertidas.” Cree en la POESÍA, SOCIEDAD ANÓNIMA. En que nadie es nadie, salvo nuestra salvación en la obra común, en el canto coral que ilumina la esperanza. Cree que nunca estás solo. Solos, no somos nada, nadie; juntos, inmortales. Cree en la obra colectiva y anónima, aún en ciernes, transformando y creando conciencia impersonal. Parte del sueño de una corriente eléctrica que eternamente fluye, y que ha de convertirse en realidad gracias a una superconductividad, apuesta al saber, al diálogo, a la liberación, a la completitud creadora. Apuesta al hombre, a la palabra y a la vida. Apuesta al sueño y al regreso. Al juego, al abrazo y a la danza. Sobre todo a la revancha. A la esperanza desnuda. Al orgasmo del mundo que hace cauce. A la belleza que se expande.
Pablo Mares

4:46 PM

 
Blogger pankarta said...

al pie de la tormenta
al pie del laberinto
la palabra

6:19 PM

 
Blogger pankarta said...

la noche insomne
como siempre
el cielo alado de locura

6:20 PM

 
Blogger pankarta said...

la noche sobre el mar
de queja asombra
¿a quién el mar asombra?

6:22 PM

 
Blogger pankarta said...

cavila el mar
como la ola empina
el hombre el mar cavilan

6:23 PM

 
Blogger pankarta said...

el mar
es una noche azul en viaje
en aras de la lumbre

6:23 PM

 
Blogger pankarta said...

definitivamente
enamorado
maravilla el mar

6:24 PM

 
Blogger pankarta said...

las luciérnagas
toman de los bosques
sueños lumbre sol

6:25 PM

 
Blogger pankarta said...

¿olvidará la noche
a las luciérnagas
nos olvidará?

6:26 PM

 
Blogger pankarta said...

la locura de los pájaros
apuntala el sueño
al hombre

6:27 PM

 
Blogger pankarta said...

a las cocuizas
las engendra el mar
en su oleaje

6:27 PM

 
Blogger pankarta said...

vivos todavía
bajo el granado
de la noche insomne

6:28 PM

 
Blogger pankarta said...

Vivo todavía
bajo el granado trigal
de la noche insomne
rumorosa de viento alto
y de luceros


pablo mares

6:30 PM

 
Blogger pankarta said...

Decía Vallejo
Murió mi eternidad
y estoy velándola

6:39 PM

 
Blogger pankarta said...

Para la muerte azul
azul de eternidad
en la belleza

6:39 PM

 
Blogger pankarta said...

la misma sombra herida
la ceniza siempre
entre la huella

6:40 PM

 
Blogger pankarta said...

puntos suspensivos
a veces somos
sólo interjección

6:41 PM

 
Blogger pankarta said...

Mi copa por la vida
Pablo Mares

(Antes que tengamos que estar
al pie de algún diciembre sin enero).


Fresca, pronta, alegre, cabizbaja. A veces agridura, dulceamarga. A ratos torpe, en fuga pensativa. Sorpresivamente alada. Reciamente atuendo. Oscuramente lumbre. Breve lechuza lujuriosa. Temblor, magia, pluma, serranía. Alegría, música, amanecer. Incandescencia, revelación, azar. Buena, próxima, lejana. Larga, corta. Misterio, cercanía. Alba, sol, rocío, penumbra, nieve presurosa. Estrella, ala, gemido, canto, trino. Collage, arte, poesía. Alborozo, secreto, fracaso, marcha, contramarcha, triunfo. Ángel, vuelo, lecho, pan. Hosca, difícil, comprensiva. Latido, danza, pas de deux. Camino, raíz, ramaje, savia, canto, nido. Aleteo, presagio y aventura. Rescoldo, llama, hoguera. La mentira, la indolencia, la verdad. Súbitamente viva. Humanamente cierta. Airadamente tierna. Nocturnamente yendo. Quehacer, destino, enigma. Lo que sucede, sucedió o ha de suceder. Desnuda levedad a ras de suelo.

Luchar. Atravesar. Desafiar. Resistir. Sobrevivir. Jugar con la muerte. Sueño, juego, paso, triunfo, resplandor, asombro. La forma en que acontece el tiempo, el otro río. El modo en que amanece el hombre. La forma intrincada de los sueños. La manera de llevar las horas. De llevar los días. De llevar la sombra. Sed de abrazo y vuelo. En vuelo al sol de la noche, al corazón de la oscuridad, para amanecerla en luz. Semilla, lucha, siembra. Hasta el último segundo, el último rincón, el último lugar. Esperanza de fe plenificada. Furiosa tempestad de noche y día. Es la arena enredada entre las olas, el mar que se desborda sobre el risco, feliz morada del soñar antiguo sobre el azul espejo de las aguas. Es la mirada de la noche en vela, el paso de los duendes sobre el mar, el relente susurro de los árboles, la sal, la espuma, el sol, las madrugadas

Lejana, silenciosa, larga sombra. Alta vigilia, rastro de la tierra. Bramido sordo de la parda luz. Ventanas, goznes, muros, quemaduras. Clamor del hambre, grito poderoso. Infinita orilla, aire detenido. Sagrada apuesta, vengativa luz. Paloma, caracol y compraventa. Feraz, gloriosa, repentina, ilesa. Íntima soledad amenazada. La línea precisa del abismo. Para llegar a tientas a la nada. Desde el morir al no morir viviendo. Del otro lado de la sombra en luz. Amplio solar de pena y amargura, recinto para el llanto y la alegría, larga tonada, larga travesía. Viejo estribillo en clave de ternura. Duro aguijón para la suerte dura, ardua vereda la de cada día, ancho portón para la misma vía, hondo estallido en tiempo de premura. Ruta sin fondo en la lejana infancia, donde el azul peregrinaba un día sin darnos cuenta de su gris fragancia. Lanza en ristre, con firme rebeldía va nuestra vida en fúlgida arrogancia, componiendo su propia sinfonía.

El asunto es acompañar la vida a sol y sombra, donde sea preciso; saber de donde nos sacó el hechizo y contar con la última embestida. No importa el llanto o la final salida, la vida es solamente el compromiso de estar donde la vida misma quiso: al lado de la vida de por vida. Abundarán ventiscas y huracanes al dar con el confín de nuestros días cuando en batalla, casi como canes, lidiaremos las propias agonías. Disputarán, entonces, nuestros manes llanto, grito, dolor y rebeldías.

"Hoy levanto mi copa por la vida". (Gustavo Pereira).

6:43 PM

 
Blogger pankarta said...

Cuando veo la luna
me siento como si estuviera soñando

María José Colmenares Linares

3:27 PM

 
Blogger pankarta said...

Con una huella
no se olvida nada
y todo se recupera

María José Colmenares Linares
San Cristóbal - Venezuela (9 años)

3:29 PM

 
Blogger pankarta said...

Nos gustan las costas de las cosas




María José Colmenares Linares

San Cristóbal - Venezuela
9 años

3:31 PM

 
Blogger pankarta said...

abuela de mi alma
dulce corazón
ven junto a mí
con el niño coquetón


María José Colmenares Linares

San Cristóbal - Edo. Táchira
Venezuela
9 años
majosecolmenaresl@hotmail.com

6:35 AM

 
Blogger pankarta said...

Hacia la luz total de nuestras cosas

Enhorabuena a Cocuiza
http://cocuiza.blogspot.com

8:48 AM

 
Blogger pankarta said...

DICIEMBRE

I

Alto para fijar el horizonte, para otear la plenitud del día. Campanada de garza aleteando en la cresta de algún ciprés dormido, en busca del anafre o del camino. Un par de sueños despertando auroras. Un par de ojos descubriendo estrellas. Alma escarbando abrojos, serranías. Dos luceros velando en fogarada. La Luna vigilando, bien despierta, al hombre entretejiendo sus jornadas. Un modo de mirar, mirar despacio las sombras infinitas de los árboles, sus quejas, sus lamentos, sus latidos. Compás para medir la lontananza, la distancia entre el sueño y el olvido.

Hallazgo de la vida, dentro, fuera. Atinar con el próximo jalón. Inventar nuevas rutas, nuevas eras, el viraje que a diario nos aguarda. Hurgarse, hundirse, ser sentirse, serse. Llegar a enero vivos todavía. Dar con la vena justa de la gracia o con el alma de la patria en ascuas. Paso de lluvia en torrencial suspiro mientras la madre su bocado implora. Un niño que en harapos llanto apaña. Una manera de sabernos vivos mientras cruzamos noche, tempestad, neblina, vendaval y cangilón, pena, chaparrón, vida o sobrevida.

Diciembre: villancicos, serenatas, cuando bajan los ángeles a tierra para sentirle al hombre su quejido. Diciembre: lumbre, diapasón y canto. El abrazo temprano a nuestra madre que empieza, que prosigue, que culmina. Diciembre: el timbre con que el viento invita a seguirle los pasos a la vida, envueltos en rastrojos de la muerte. Remanso suspendido en la jornada para tomarle el pulso al ventisquero, a la tormenta, al rayo, al huracán.

Sabor a trigo, a leche a miel, a rosas, a durazno, que como un corazón recién nacido al despuntar el día palpita entre los dedos de las hojas por su sola dulzura sostenido. Himno con que cantamos a la vida en busca de una humanidad en paz tras un amanecer de cara al hombre, de espaldas a la noche que nos cruza. Tras un amanecer que al fin alumbre un día con la noche esclarecida de azul mañana que la fe vislumbre.

II

La luz en lontananza que nos mira. Infinito fulgor acurrucado en nuestros pies, en nuestras vagas sombras. Los árboles, la noche, entre los nidos. Un duendecillo en medio de la fronda. Los hombres tras la tierra prometida. Soplo de brisas, canto, resplandor. Fabuloso recuerdo alborozado. El hombre, tierno niño, desenfunda la alegría escondida entre la infancia. Pasos del viento, chispas de luciérnagas. Paso del Tiempo, paso de la gloria con que engañamos a las propias penas.

El hombre encandilado por sus sueños. El hombre a solas con su propia sombra. Noche de luces, noche iluminada. Para un Dios que ría como un niño. Para un hombre que ría como un Dios. Silencio y soledad, clara ternura, añoranza sutil sin aspaviento, hacia la luz total de nuestras cosas, hacia la luz total de la esperanza.

La dulce sombra del común destino mientras murmura alrededor la noche, arrodillada en los fogones yertos. Oscuridad de noche confundida en medio de la lumbre peregrina, encima del estruendo del misterio. Fragancia matutina, gloria breve. La clara majestad de los caminos. El tiempo fatigado de infinitos, el que a la muerte sin cesar nos lleva.

Una luz, un candil intermitente, soledad de un ligero arrobamiento, sólo de asombros infinitos llena, la vida es una gloria suspendida. Descubrirse, encontrarse, hallarse, abrirse, desencerrar la pauta que nos falta. Vivir sin miedo, en libertad, de veras. Toparnos con el corazón silente que nos oye, nos sigue y nos conoce. Dar con el lagrimón de la vereda, latigazo que a todos atribula.

Gozo, bondad y sobre todo paz para la buena voluntad del hombre. Tras esta oscuridad que nos circunda. La cresta de un lucero que nos mira, por el postigo corazón mirando. Pausa para mejores madrugadas. Una pregunta en pie para los hombres. Para el pobre que nunca tiene nada. Para el triste que llora su amargura.

III

Júbilo, alumbramiento, bienvenida. Ara en fulgor para el altar del tiempo. Luz en la voz y luz en las miradas. Gloria en la luz y en el amor del día. Llamarada de paz para la nave colmada de borrascas en la noche. Algo mejor para el mañana incierto. De nuevo niños con asombro puro.

Aire de claridad en la amargura. Cósmica fuerza sobre el mundo alzada. Los pájaros, los árboles, la tarde, al habla con la brisa y con los hombres. Victoria de la noche de luceros saturada, victoria de la vida. La sangre universal cuando concilia la Tierra con los seres y la Nada.

Dios acicateando resplandores. La ternura del hombre florecida. Paz, gozo, amor, en yunta con la vida, para una humanidad en pie de guerra. Latido de corderos y de ángeles anunciando la paz a los pastores. Paso del tiempo, paso de las cosas. Paso del hombre a solas con su sombra.

Estrella en el camino de los magos. Estrella para el hambre de los pobres. Lumbre para escaparnos de la muerte cuando la noche necia nos persigue. Manera de decir que Dios existe sin que nadie conozca sus resabios. Vieja costumbre de jugar a Paz entretanto la tierra se desangra.

Deseo de partir al infinito. De cara hacia el misterio. Para siempre. Luz de la luz, en gozo reverente, deslumbrando los tránsitos finales. Balcón por donde un niño al mundo asombra con sus hombros cargados de juguetes. La noche fulgural donde nacemos cuando a morir apenas comenzamos.

IV

Un niño con nosotros de la mano la puerta del misterio nos descubre. La sombra de la aldea galopando auroras, portachuelos, madrugadas. Definitivamente encandilados frente al día en que el odio no amanezca, seguimos puntualmente el paso al sol, esquivando las garras de la guerra.

Hurgándole el pavor a la jauría, ceñido el hombre de esperanza, sigue hacia la luz fugaz de sus fogones, hacia las cumbres donde duerme en paz. Calienta el pan, la claridad calienta. Apura el vino, la piedad apura. Bendice el fuego, la bondad bendice. Santigua el día, su morral santigua.

De viaje hacia el confín del vuelo, el hombre confía plenamente en su destino, pregunta por la noche al mediodía, al tilín por la suerte de su infancia. Tilín, tilín, tilín, la campanada anuncia la llegada de la aurora, el transparente gozo de la luz, el esplendor triunfal de la alegría.

¡Ay del que viva lejos de su infancia, del que no sepa de ningún lucero, del que ignore el color de las ovejas y del que ausente de su ser delire! ¡Feliz quien con Francisco, atento, asista al canto matinal de los turpiales! ¡Feliz el simple labrador que sueña en ver crecer la flor en sus plantíos!

Diciembre altivo en las fulgentes eras. Diciembre en el fulgor de la alegría. En los ojos azules de los ángeles y en el hambre del pobre y su quebranto. Diciembre, alumbramiento, bienvenida. Diciembre, asombro, arrobo y fogonazo. Diciembre, claridad en la amargura, para el pobre que duerme en el barranco.

Pablo Mares

4:22 PM

 
Blogger pankarta said...

This comment has been removed by a blog administrator.

11:30 AM

 
Blogger pankarta said...

Vivo todavìa
bajo el granado trigal
de la noche insomne
rumorosa de viento alto
y de luceros



Dan fe:
la soledad la lluvia los caminos...



Pablo Ramiro Mora Quintero
Monsalve Maldonado Hernàndez
de Neuville


El mismo que viste y calza
A Lunes, 26 de diciembre de 2005

11:33 AM

 
Blogger pankarta said...

Pesadilla

Pablo Mora


Hay un batir de remo acompasado, hay un retrato de agua y de quebranto, palabras de entre casa y las de cambio, un juntar de palabras escondido, una cuerda más tensa y resonante, la amenaza de muerte o de esperanza. Hay un paso, dos muros apretados. Hay sombras y luciérnagas, hay vida. El silencio que ahoga y amordaza. De pie la cuerda tensa del orgasmo. Ese olor de mujer que nos persigue o ese clamor de patria que nos reta, o con el alma de la patria en ascuas.
Hay la esquina del tiempo que resurge. La sombra de la muerte que reúne. Una vena sangrando de pavor. El peso de la noche y el gemido. La nocturna memoria sofocada. El murmullo del día amanecido. La jaula de locura enfurecida. La sombra, el silencio, el sinsentido. Hay mentiras de más y compromisos. La vida inesperada, descubierta. La promesa escondida en la semilla. Aguas blancas, secretas, reunidas. Lo amargo de las sombras y las penas. El infierno, el infierno de los hombres. Hay el grito solar como protesta. Un río, una promesa, el mar dormido. Un juego de demencia, una ventana. El íntimo rumor que abre las rosas. El grito, la amenaza, el perro malo. El reverso del tronco, el rudimento. El camino del perro, su pupila. El destino del hombre, su sollozo. Señales de estar vivo y en peligro. La noche y su recado vacío. Altos troncos y en lo alto el canto. La palabra y el canto y sus hogueras. La pólvora y el pueblo y la palabra. El mar, su llamarada, sus confines. El aullido del pan acá en la puerta. Altos secretos, todos escondidos.
Hay un terror de manos en el alba, un rechinar de puerta, una sospecha, un grito que horada como una espada, un ojo desorbitado que te espía. Hay un fragor de fin y de derrumbe, un enfermo que rompe una receta, un niño que llora medio ahogado, un juramento que nadie acepta, una esquina que salta de emboscada, un trazo negro, un brazo que repele, un resto de comida masticada, una mujer golpeada que se acuesta. Hay un viento que danza, hay una calle, un cielo, hay unos árboles en fila. Hay una soledad, ciertos recuerdos. Hay una atmósfera de hollín cargada. De asombro, de pavor, de escarapela. Hay un viento que danza enloquecido. Hay un reloj de tiempo detenido. Hay un reloj paralizado ahora. Una calle, un rencor, hay alguien solo. Hay un pobre que llora en el barranco. Un niño que entre lluvias llanto apaña. Hay mil pruebas mortales que vencer. Hay hambre junta en oleada atroz. Hay hambre antigua, nueva y a montones. Aquí, en la Tierra, el hambre continúa. La miseria, el luto, otra vez el hambre. Sólo el hambre, argonauta, sólo el hambre. Al hombre lo cobija el hambre antigua. En el umbral del tiempo se acurruca. Sólo comemos soledad y pena. Seguimos con el hambre todavía. En el ruedo del hambre y de la guerra se agiganta la sombra de la muerte. Toda la ira y la amargura juntas, la encendida razón de la locura debajo del vestido miserable. La noche fulgural donde nacemos cuando a morir apenas comenzamos. La lluvia, Dios, el hombre, tienen hambre. (Poesía, Sociedad Anónima).

http://www.poesia.org.ve/minuto.php?codigo=896

4:11 PM

 
Blogger pankarta said...

Hay un terror de manos en el alba, un rechinar de puerta, una sospecha, un grito que horada como una espada, un ojo desorbitado que te espía. Hay un fragor de fin y de derrumbe, un enfermo que rompe una receta, un niño que llora medio ahogado, un juramento que nadie acepta, una esquina que salta de emboscada, un trazo negro, un brazo que repele, un resto de comida masticada, una mujer golpeada que se acuesta. Hay un viento que danza, hay una calle, un cielo, hay unos árboles en fila. Hay una soledad, ciertos recuerdos. Hay una atmósfera de hollín cargada. De asombro, de pavor, de escarapela. Hay un viento que danza enloquecido. Hay un reloj de tiempo detenido. Hay un reloj paralizado ahora. Una calle, un rencor, hay alguien solo. Hay un pobre que llora en el barranco. Un niño que entre lluvias llanto apaña. Hay mil pruebas mortales que vencer. Hay hambre junta en oleada atroz. Hay hambre antigua, nueva y a montones. Aquí, en la Tierra, el hambre continúa. La miseria, el luto, otra vez el hambre. Sólo el hambre, argonauta, sólo el hambre. Al hombre lo cobija el hambre antigua. En el umbral del tiempo se acurruca. Sólo comemos soledad y pena. Seguimos con el hambre todavía. En el ruedo del hambre y de la guerra se agiganta la sombra de la muerte. Toda la ira y la amargura juntas, la encendida razón de la locura debajo del vestido miserable. La noche fulgural donde nacemos cuando a morir apenas comenzamos. La lluvia, Dios, el hombre, tienen hambre. (Poesía, Sociedad Anónima).

Pablo Mares

8:40 PM

 
Blogger pankarta said...

La lluvia, Dios, el hombre, tienen hambre. (Poesía, Sociedad Anónima).

Pablo Mares

8:40 PM

 
Blogger pankarta said...

Vendrá la muerte

Pablo Mora





En uno de los primeros poemas que tuvimos ocasión de memorizar, dice Rafael Maya: Un día vendrá la muerte no sé de dónde. Yo estaré dormido. Y ella dirá: No quiero que despierte... Y cruzando sin ruido, como una madre que se acerca al lecho del hijo enfermo, cerrará mis ojos y cruzará mis manos sobre el pecho". Entre la nieve de Turín, supimos del célebre poema de Cesare Pavese Verrà la morte e avrà i tuoi occhi que reza así: Vendrá la muerte y tendrá tus ojos/ esta muerte que nos acompaña / desde el alba a la noche, insomne, / sorda, como un viejo remordimiento / o un absurdo defecto. Tus ojos / serán una palabra inútil, / un grito callado, un silencio. / Así los ves cada mañana / cuando sola te inclinas / ante el espejo. Oh, amada esperanza, / aquel día sabremos, también, / que eres la vida y eres la nada. // Para todos tiene la muerte una mirada. / Vendrá la muerte y tendrá tus ojos. / Será como dejar un vicio, / como ver en el espejo / asomar un rostro muerto, / como escuchar un labio ya cerrado. / Mudos, descenderemos al abismo.


Venga, maternal o amorosamente, de puntillas o azulada, despacito o presurosamente, verdad eterna, la muerte nos convoca, nos reúne, nos recibe, impostergable. Como ahora sus brazos extiende a este año que, confuso, parte. El asunto, en cambio, es acompañar la vida. A sol y sombra, donde sea preciso; saber de dónde nos sacó el hechizo y contar con la última embestida. No importa el llanto o la final salida, la vida es solamente el compromiso de estar donde la vida misma quiso: al lado de la vida de por vida.


Vendrá la muerte. Diciembre lo recuerda. La que nos acompaña, en feroz acecho, sobre todo en estos parajes ponzoñosos, donde recuesta puntual sus macundales. Dormidos o despiertos, con ella nos iremos. Tal vez tenga los ojos de la amada. Quizás los de la madre. Suficientemente se nos dijo de la rapidez con la que la vida transcurre. Con pie ligero, tiempo y vida pasan. Vuelan irreparables como el día, como sombra huyen. Las horas todas hieren, la última, escondida, mata. Inminente, la muerte nos acecha. Aún hay tiempo. Gocemos el día. Brindemos por la vida. Acordémonos de vivir en tanto el sol veamos. Porque un día empuja al otro, en espera de la noche eterna.


Todo está bueno menos la palabra muerte con que injuriamos a la vida, aunque la muerte en tempestad se abra desenfadada, hambrienta, enfurecida. Toda está bueno menos la palabra muerte en callejones escondida, la hiena que a la vida descalabra dejando su fiereza esclarecida. Ya es hora que la muerte cambie nombre, que la vida recobre su apellido y que al fin le aparezca vida al hombre. Mientras la vida irrumpa en estallido no habrá quejido humano que se asombre de eso que llaman muerte sin sentido. Detente, muerte, por favor, detente. Te lo suplico al filo de la muerte. No te vengas así tan de repente.



Sagrada apuesta, vengativa luz. Lo que sucede, sucedió o ha de suceder. Llegar a tientas a la nada. Desde el morir al no morir viviendo. Del otro lado de la sombra en luz. Levantemos la copa por la vida.

www.poiesologia.com

http://www.lanacion.com.ve/noticias.php?IdArticulo=21085


http://www.poesia.org.ve/cartelera/

11:40 AM

 
Blogger pankarta said...

Dirección de Inteligencia Espiritual


Pablo Mora

Del concepto de “inteligencia” están saturados los estantes, las editoriales, la pedagogía, la filosofía, el orbe investigativo entero. Hasta llegar con Daniel Goleman a la “inteligencia emocional”, en la que integra la razón con los sentimientos, las emociones. En este orden de ideas, el profesor chileno Ibar Varas V. aborda en documentado ensayo la trayectoria “De la razón ilustrada a la razón sensible”, partiendo de los determinantes existenciales de Descartes hasta “El elogio de la razón sensible” elaborado por Michel Maffesoli, divulgado éste en el año 1997.

Nos precisa Varas que Maffesoli quiere que la razón sensible nos acerque a un nuevo modo de pensar y decir el mundo a modo de una conciencia que se proyecta como una ampliación de la conciencia, a través de una revalorización de la razón que nos instala en una razón sensible en donde el reino dionisíaco cobra una nueva vitalidad, llegando a convivir la razón y la sinrazón. Subraya Ibar Varas como en la razón sensible tiene cabida lo irracional, lo insensato, las pasiones en general, lo que fundamenta la nueva perspectiva de “una razón que haga de lo sagrado y profano mundos coexistentes.”

Entendemos que “Elogio de la razón sensible” trata de descifrar el mundo contemporáneo, —el “espíritu de nuestra época”— anteponiendo las intuiciones y fogonazos de la razón sensible a las razones y sinrazones hasta ahora conocidas; respondiendo por los distintos rumores y humores de la actual vida colectiva, impregnada de un sinnúmero de sorpresas espirituales que no sólo materiales. En una palabra, Maffesoli aboga por la articulación de una razón sensible no separada de la vivencia ni de la emoción, en una como “visión intuitiva del mundo contemporáneo,” en la que sobresale el papel de los ámbitos afectivos, interactivos, subjetivos, lúdicos y onírico sociales.

Maffesoli promueve una “sociología comprensiva de la vida cotidiana”, según explicación de Miguel Martínez Miguélez, fundada en la sabiduría popular, en el conocimiento ordinario, en la trivialidad de la conversación de café, en ese hablar que parece no decir nada, pero que genera, sin embargo, una ayuda especial para hacer frente al destino, al tiempo que pasa, a los sinsabores de la vida y a la misma muerte, creando relaciones afectivas profundas cargadas de valor.

Y concluye Martínez Miguélez: “El camino que nos parece más indicado para lograr estos altos objetivos que señala Maffesoli es el de un diálogo fecundo. Con el “diálogo” como instrumento operativo, se pretende asimilar, o al menos comprender, las perspectivas y el conocimiento de los otros, sus enfoques y sus puntos de vista, y también desarrollar, en un esfuerzo conjunto, los métodos, las técnicas y los instrumentos conceptuales que faciliten o permitan la construcción de un nuevo espacio intelectual y de una plataforma mental y vivencial compartida.”

En suma, si para vivir humanamente, hemos de convivir y entendernos con los demás, ¿necesitaremos, hoy, de una como “Inteligencia Espiritual” fincada en una “Dirección de Inteligencia Espiritual?

9:26 PM

 
Blogger pankarta said...

La copa por la vida








Hoy levanto mi copa por la vida

Gustavo Pereira















Fulgor combate fuego fogarada

Incandescencia hostigamiento azar

Alborozo secreto trocha marcha

Contienda contramarcha guerra triunfo









Rescoldo llama hoguera

La mentira la indolencia

la verdad

Súbitamente viva

Humanamente cierta

Airadamente tierna

Nocturna diariamente yendo









Quehacer destino enigma

Lo que sucede sucedió o ha de suceder

Desnuda levedad a ras de suelo









Luchar Atravesar Desafiar

Resistir Sobrevivir Jugar con la muerte

La forma en que acontece el tiempo

el otro río









Modo en que amanece el hombre

Forma intrincada del rebate

Manera de llevar la furia









Sed de abrazo y vuelo

Semilla lucha siembra

Hasta el último segundo

el último rincón

el último solar







Esperanza de fe plenificada

Furiosa tempestad









Feliz morada el guerrear antiguo

Es la mirada de la noche en vela

Bramido sordo de la parda especie

Alta vigilia rastro de la tierra









Ventanas goznes muros quemaduras

Clamor del hambre grito poderoso

Infinita orilla

aire

detenido









Sagrada apuesta vengativa luz

Feraz gloriosa repentina ilesa

Íntima soledad amenazada

Desde el morir al no morir viviendo

Del otro lado de la sombra en guerra









El asunto es acompañar al hombre

a sol y lidia









¡Levantemos la copa por la vida!













Pablo Mora

Sábado, 04 de febrero de 2006

7:27 AM

 
Blogger pankarta said...

Silencio iluminado

Pablo Mora

¿Acaso seria del cielo silencioso de invierno de quien aprendí los largos silencios iluminados?
Federico Nietzsche



Al silencio se le oye gritar en la montaña. Basta con saber de la naturaleza alpina o haber pulsado el diapasón del Ande, para corroborar el reino del silencio, su hospedaje, fundos, predios, enigmas, solarajes. El señuelo de la poesía se funda en el silencio a modo de pensar oculto, secreto, escondido en el más alto sueño. Espectáculo enervante, entre nosotros, como en cualquier rincón alpíno, oír el amanecer camino del Zumbador. Palpar la hora en la que el verdoso silencio se despierta, en la que, desperezada, el alba levanta los susurros al viento. El silencio mordido por las ranas semeja garzas pintadas de lunitas verdes. Engrifado el prado, se erizan cielo y animal en manos del sol que se despierta. Entonces el silencio iluminado comienza a platicar. De par en par en manos de la luz, el hombre inicia su trajín. Frío, silencio, altura, en reto permanente, ante la dulzura musical que alcor, presagio, empeño, alumbra.

En esa hora matinal, desprendida de la paz albada, pareciera que el hombre tomase el pulso al mundo. En silenciosa ligereza alada, donde la suprema levedad oficia, en vuelo el hombre, confiado, retorna, se apresura, se dispone, se entrega, se eterniza. La suerte de la tierra virilmente recae en el hombre. Profundamente altos, los Alpes y los Andes de codo con el hombre fraguan el azul en cósmica entrega permanente. Entonces, el hombre se abre a la palabra, la levanta, la enarbola entre su huerta. Blandiendo diapasones subversivos, la lleva hasta la cima, la despliega, asegurando la militancia plena por la belleza y la verdad del sueño. Hombre y suelo en aspas transformados, cimientan la esperanza, en oronda libertad fundada.

Apoyada sobre el hombre, de pie, proveniente de la larga noche insomne, la palabra —forma de vida, asombro deshojado— pasa a ser compromiso, riesgo, santo y seña; desafío, soplo, aire, poder de creación; rayo, sol, susurro de semilla, fluir inagotable del murmullo; génesis, memoria vegetal, larga sombra de cópula y prodigio; el vientre de las flores anunciando el suspiro de los soles; el silencio hospedado en la cascada o el anafre. Palabra y poesía y silencio. Al principio fue el silencio. El mismo aliento que al principio fue. Silencio del silencio del silencio.

Empieza por abrir la soledad. Por escuchar el día y sus afanes. Sigamos al arroyo en su silencio. Convéncete del viaje hacia la sombra. Que vuelvan los caminos a encontrarse. Vayamos al misterio como el río. Fijemos a los sueños su mirada a lomo de coraje y de esperanza. Zumbe el silencio mientras hombre viva. Ilumine el silencio todo sueño.

Sobre la polvareda de los sueños, entre borrasca, grito y alborada, locura al cinto, en lucha con su pena, andando, andando, andando, andando, andando, por obra y gracia del asombro el hombre, resistiendo en la tierra de la noche como un árbol al pie de la tormenta, silencio a la intemperie, al descubierto, insomne, terminal, asombro insomne. El más airado grito de la tierra. El más largo silencio iluminado. www.poiesologia.com

8:15 PM

 
Blogger pankarta said...

golosinaaaaaaaaaaaaa
la palabra más dulce de la infancia


p. m.

8:16 PM

 
Blogger pankarta said...

Coloquio bajo la palma



Lo que hay que ser es mejor
y no decir que se es bueno
ni que se es malo,
lo que hay que hacer es amar
lo libre en el ser humano,
lo que hay que hacer es saber,
alumbrarse ojos y manos
y corazón y cabeza
y después, ir alumbrando.


Lo que hay que hacer es dar más
sin decir lo que se ha dado,
lo que hay que dar es un modo
de no tener demasiado
y un modo de que otros tengan
su modo de tener algo,
trabajo es lo que hay que dar
y su valor al trabajo
y al que trabaja en la fábrica
y al que trabaja en el campo,
y al que trabaja en la mina
y al que trabaja en el barco,
lo que hay que darles es todo,
luz y sangre, voz y manos,
y la paz y la alegría
que han de tener aquí abajo,
que para las de allá arriba,
no hay que apurarse tanto,
si ha de ser disposición
de Dios para el hombre honrado
darle tierra al darlo a luz,
darle luz al enterrarlo.


Por eso quiero, hijo mío,
que te des a tus hermanos,
que para su bien pelees
y nunca te estés aislado;
bruto y amado del mundo
te prefiero a solo y sabio.



A Dios, que me dé tormentos,
a Dios que me dé quebrantos,
pero que no me dé un hijo
de corazón solitario.




Andrés Eloy Blanco
http://www.poesia.org.ve/minuto.php?codigo=1048

12:27 PM

 
Blogger pankarta said...

Un poema

Pablo Mora



Nos lo aconseja el jesuita Baltasar Gracián (1601-1658) en su libro “Oráculo manual y Arte de prudencia”: Lo bueno, si breve, dos veces bueno —bonum, si brevis, bis bonum—. Textualmente, dice: “No cansar. Suele ser pessado el hombre de un negocio, y el de un verbo. La brevedad es lisongera, y más negociante; gana por lo cortés lo que pierde por lo corto. Lo bueno, si breve, dos vezes bueno; y aun lo malo, si poco, no tan malo. Más obran quintas essencias que fárragos; y es verdad común que hombre largo raras vezes entendido, no tanto en lo material de la disposición quanto en lo formal del discurso. Ai hombres que sirven más de embaraço que de adorno del universo, alajas perdidas que todos las desvían. Escuse el Discreto el embaraçar, y mucho menos a grandes personajes, que viven mui ocupados, y sería peor desazonar uno dellos que todo lo restante del mundo. Lo bien dicho se dize presto.”


Haciendo honor a Gracián, nos permitimos reproducir el micro ensayo titulado “Un poema”de Farruco Sesto, Ministro de Cultura, por considerarlo modelo de columna periodística, aparecido el día sábado 6 de mayo/2006, en el Semanario Cultural todosadentro que circula encartado en el diario Últimas Noticias.


“De todos los poemas del mundo, ¿cuál es el más hermoso? No lo sé, pero éste que ahora leo de Ramón Palomares es lo suficientemente hermoso como para merecer ese título. Lo descubrí hace unas semanas mientras ojeaba una antología de poesía venezolana contemporánea. Cuando lo leí, quedé deslumbrado de inmediato. Por muchas razones. Por la suavidad de las imágenes sugeridas. Por el dulce movimiento con que se traslada de un punto a otro. Por la serenidad absoluta que transmite. Por la incorporación de formas y maneras ancestrales que trae de alguna parte hasta nosotros. Pero, sobre todo, por el tono de amorosa ternura que logra mantener. Es un poema perfecto. Y ahora lo he buscado y lo disfruto de nuevo para escribir esta breve nota.


Por un instante siento una punzada de envidia por no haberlo sabido escribir yo mismo. ¿De qué valen los torpes intentos que constituyen lo que he podido hacer hasta ahora? Después la envidia se diluye en el placer de poder leerlo y al punto tomo conciencia de que más bien soy yo quien debería, en este momento, ser objeto de envidia. Pues nada hay más comparable a la dicha de un buen lector que tiene entre sus manos una joya, una obra maestra.


Me dejo seducir por el poder de la palabra y me entrego sin límites a ella. Prescindo unos minutos de todo lo demás. Ya nada existe sino la poesía y, dentro de la poesía, este poema apacible y humilde.


Poca cosa, aparentemente. En realidad, todo un universo de amor.


¿Qué cómo se llama?


Anótenlo ahí, en un papelito, para que lo busquen y se lo aprendan. Lleva por nombre ‘Pequeña colina’.”

8:10 AM

 
Blogger pankarta said...

hace tiempo y noche y frío

p.m.

8:11 AM

 
Blogger pankarta said...

Enigma solamente
__________________________________
Pablo Mora



Ay del que piense que puede la poesía ser entendida. Sombra antigua puede ser la más cercana y almácigo el horizonte más sentido. La queja de mujer sobre la arena, el grito del hombre frente al mar o el mar en fuga apenas. Escuchar vivir la muerte, el soñar de la cigarra en celo. Las armas de la noche, los ángeles en vela. El oleaje, una mujer que sube y llega. La paz de las aguas, la gaviota en guerra. Sabor de virgen en la amante, el agridulce en cierne. Costa desierta, el viaje que regresa. Antigua costa, el limo original de lo viviente.

Ay de quien piensa que la poesía entenderse pueda. La sombra de la llama, el corazón de pie. La loca sombra, la última sonrisa. La embestida del rayo, el arribo del amor. Soledad sonora, claridad candente. La del pájaro en el árbol lluvia al hombro. Dulce rosa, la canción del desvelo. Risa grana, unos ojos verdes. Campo sin nombre, el desierto corazón. Mayo crudo, en acecho un almendro. Sueño del agua, rosa del cielo. Alma bien podada, una flor mujer. Rosa desnuda, tú en mi cuarto plena. Mujer desnuda, el alma en noche encuandecida. Verdad desnuda, quedarse eterno, muerto. Desnuda estrella, la costa del ocaso. La desnudez, la gracia, el agua, el alma.

Ay de aquel que piense que la poesía sea entendida. Viento ardido, el sol rosa y puro. Viento alegre, el canto del riachuelo. Manso viento, el alma en pena. Viento de amor, la maravilla que se tiene. Torre abierta, el mundo en sueños. Placer eterno, la noche de tu rosa. La negra, ciega, sorda, antigua sombra. Alto abril, alta vigilia, lejana, silenciosa, larga sombra, nocturna sombra sola, nocturnamente yendo. Aprendizaje eterno, el secreto infinito de la muerte.

En verdad, en verdad, la poesía no se entiende, Se pierde o se gana. Es un relámpago, lluvia de palabras silenciosas, bosque de latidos y esperanzas. Presagio, peligro, miedo. La luna con gatillo. Cambiar al mundo de una vez. Justicia elemental. Arañar hasta rabiar. Sonreír debajo de los árboles, aligerar los ríos y los soles. El periódico con sangre igual que de costumbre. El amor, la muerte, la redención del hombre. Enigma solamente. Estancia sin salida. Lugar vacío. Espera ciega. Imposibilidad feroz de lo posible. Aúpa el sufrimiento armado, mientras amaga un golpe que nunca inflinge.

Ay de quien piense entender la poesía. El río en la mar, el hombre en duelo. El gran dolor, el hombre, poseer la tierra. El hombre pequeñito, de papel. Renacer, entrenacer, piedra, viento, ola, fuego, hombre, vida verdadera. Hombre solo, simple niño andando. El amor, la muerte, la redención del hombre. El hombre, el cuerpo, un volumen, un sistema, una máquina, un mapa negro, un hueco negro, sin tierras, sin ojeras, gesto reflejado; arrastrado por el río, dolorido, en la arena sepultado, más allá una frente, un brazo, el pecho; un remolino de plumas, un aullido, una humedad morada, asoleada cuerda. Cuerpo divino, de Dios abandonado, llama anaranjada, luz negra, arena quemada, por el muro, a lo largo del muro, hierve, sangra, cayendo, uno a uno, serpiente ondulando, aullando, reverso de la luz para medir la exactitud del agua. Cada hombre contiene una palabra retenida en el interior de su pupila, un canto inexprimido que ha entrelazado en su garganta un torrente de suspiros. Pasto de perros y de aves, somos hombres calcinados, cortezas vacías de lo que antes éramos.

Agranda, Enigma, tus portones, entraremos, de cabeza contra el dolor, contra la muerte, fuego encendido contra la noche oscura, golpe de amor en la cara del miedo.

________________________




PABLO MORA, nació en Santa Ana del Táchira (Venezuela), en 1942. Licenciado en Letras en la Universidad Católica «Andrés Bello» (1966) de San Cristóbal, Estado Táchira, Venezuela. Obtuvo doctorados en Psicopedagogía y en Periodismo en la Università degli Studi di Torino y La Università Cattolica del Sacro Cuore de Milán, Italia, respectivamente. Ejerció el magisterio desde 1969 y la docencia universitaria desde 1973 a 1994. Profesor Titular Jubilado de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), de la que fue Director de Cultura. Asesor del Despacho Rectoral de la UNET en el área comunicacional 1992 – 1999. Autor de la Letra del Himno de la UNET.

http://www.poiesologia.com/

Lee otro texto de este autor: Madrid de marzo en prosa en gota rota
FOTOGRAFÍA DE INICIO: Pedro M. Martínez





--------------------------------------------------------------------------------

OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO


--------------------------------------------------------------------------------

http://www.margencero.com/articulos/articulos3/enigma_pablo.htm

12:51 PM

 
Blogger pankarta said...

Te escribo pornografía...


Te escribo pornografía...
Te escribo pornografía
te hago pornografía
soy pornografía
No te limites a la lengua
abre las ventanas
de las aberraciones
aunque te llamen sádico
crea placer
Descúbrete
quítate la piel
y cúbrete con la mía
de prostituta

¿Anónimo?
http://palabrasdescalzas.blogspot.com/

8:29 PM

 
Blogger pankarta said...

Breve...



Llena de lujuria
abro mi cuerpo
a tu pasión enhiesta

Remonta mi carne y apacíguame

¿Anónimo?
http://palabrasdescalzas.blogspot.com/

8:32 PM

 
Blogger pankarta said...

Mariposa naranja...

Mariposa naranja:
tus vuelos copularon la piel,
dejaron huellas de espasmos
en el atardecer.
En las hojas del deseo
suspendiste el horizonte.
Tu boca desgranó el fruto de mi ternura,
convirtió los pájaros en fuego
y me nacieron alas de tus alas
y también clavos en el corazón…




Mariposa verde...

La esperanza está en tu risa
en la fuerza de la verdad
en los vuelos que surcaron tu piel
y dejaron ramas de sueños
donde nacieron hojas de ternura
Mariposa verde:
las raíces del amor son polvo dorado
que maquillaron la boca
para decir palabras que quedaron
en la corteza del tiempo
atrapadas en la incertidumbre
de los labios
Con tu hombría despertaste mi lengua
y en la humedad de fuego
se levantó tu nombre
tatuó orgasmos
y en tus alas se quedó mi vida…




Mariposa roja...

Mariposa roja
bajo la sangre
tu semen de fuego
inmola mi ser
Ese que fue tuyo
sin distancia
sin tiempo
sin fronteras
El que duerme
con tu olor en otra piel
y se deshace en espasmos
sin tu nombre
en días violetas
cuando el recuerdo
insiste en permanecer
en la nada de lo que fue
Y ahora otras manos
dibujan la realidad
enamoran el cuerpo
se roban el corazón
La memoria es infiel
la carne se deja seducir
y ya no somos
más que un punto en el pasado
Sin embargo estás bajo mi sangre
palpitas en las venas
… se desborda sobre mis labios
el amor… y te recuerdo


Nidya Garzón
http://palabrasdescalzas.blogspot.com/

8:40 PM

 
Blogger pankarta said...

No me culpen
es que quiero desenfundar y apuntar a las estrellas
y dispararle a Dios para que venga y me sostenga.

Luis José Oropeza

8:43 PM

 
Blogger pankarta said...

This comment has been removed by a blog administrator.

9:05 PM

 
Blogger pankarta said...

DESPEDIDA
A
JAIRO ENRIQUE (YACO)RAMÍREZ
Y YHONNY ORLANDO BARRUETA RAMÍREZ








Vamos cruzando la vida en el tren de la muerte

viendo como se acaba con la gente.


¿Nuestro destino estar privados de destino?

Es carecer de todo destino que no sea nuestro sobrevivir.


Facundo Cabral







Hay la muerte girando por la acera

Hay una lluvia que de reojo mira.



La sombra de la muerte que reúne.

La tarde, el silencio, el sinsentido.



El infierno, el infierno de los hombres.

Señales de estar vivo y en peligro.



Hay un fragor de fin y de derrumbe.

Una esquina que salta de emboscada.



Un niño que entre lluvias llanto apaña.

Hay mil pruebas mortales que vencer.



Hay un miedo, un quejido, una impotencia.



Toda la ira y la amargura juntas,

la encendida razón de la locura

debajo del hermano miserable.

La noche fulgural donde nacemos

cuando a morir apenas comenzamos.









Puerta de arrastre





Por la puerta de arrastre que me espera

entro esta tarde con mi propia vida,

entro seguro en portentosa lidia,

seguro de esta puerta y su quejido.



Por la puerta de arrastre me sostengo

junto a mi sombra y mi fugaz latido,

junto al velón, junto al feliz lucero.



Por la puerta de arrastre alguna tarde

saldrá la sombra de mi propia sombra,

la que se irá al final será la vida.






Camino de la Patria







Cuando se pueda andar por las aldeas y los pueblos sin ángel de la guarda.



Cuando sean más claros los caminos y brillen más las vidas que las armas.



Cuando sean más frescas las cascadas y las flores fulminen los fusiles.



Cuando en el trigo nazcan amapolas y nadie diga que la tierra sangra.



Cuando la sombra que hacen las banderas sea una sombra honesta y no una charca.



Cuando en lugar de sangre por el campo corran caballos, flores por el agua.



Cuando la paz recobre su paloma y acudan los vecinos a mirarla.



Cuando el amor sacuda sus cadenas y le nazcan dos alas en la espalda.



Sólo en aquella hora, sólo entonces, podrá el hombre decir que tiene patria.





Carlos Castro Saavedra









Siembra






Rosita, Rosalba,

Carmen Haide

María Elena, Emilia, Luis Eugenio,

Edwin, Jaisa, Tony, Jhony, Dahyana, Edward..



Jony Alexander, Carmen, María Margarita, Eduardo, Analía…



Amigas. Amigos.



Jairo Enrique, Yaco, Yonny Orlando,

les decimos:





Nosotros esperamos vivir y que vivamos

en las vibrantes voces de la mañana.



Queremos perdurar junto a ustedes

en la savia profunda,

en la risa del niño,

en la paz de los hombres,

en el amor sin lágrimas.



Por eso,

como habremos de darnos a la rosa y al árbol,

a la tierra y al viento,

les pedimos que nos demos al futuro del mundo...




Miguel Otero Silva





Disparos



Un árbol que rompe la baldosa, un sueño que en la tarde asoma, la muerte repentina de visita a nuestra casa. Yako —digo, dirán— disparaba, disparaba instantáneas a cada rato, de sol a sol, con su Rosita y los suyos… con su pueblo a cuestas… los álbumes lo saben … las fiestas lo conocen… celebró la vida… hasta la muerte… hasta cada rato.. disparaba… disparaba… hasta que un disparo arrebato su sueño… Y acá va de viaje… Viendo cruzar la vida en el tren de la muerte… viendo como el disparo, acaba con la gente…



La fotografía, un disparo. Disparaba y me dsispararon. Terminé entre disparos. POLAROID la locura ordinaria diaria.



La lectura, el asombro... nuevas luces... goce inesperado.

Instantáneas en la calle… de la calle… por la acera visitando casas … reflejando los momentos de la vida…



No nos culpen

No a la muerte

Es que queremos desenfundar y apuntar a las estrellas

Y dispararle a Dios para que baje y nos sostenga (L J Oropeza)







Instantáneas de la calle




un choque
un estallido
un chico que se escapa
un toro, una señora, un cielo, un capitán



y yo sigo con ustedes


seguimos con ustedes





Instantáneas de la calle


hay dos tipos en la esquina
uno hace una seña, el otro que se va

uno y otro más allá que espera


hace frío de repente
música en los automóviles
caen gotas tardecidas.





y yo sigo con ustedes

seguimos



andar siempre buscando
abrigo al corazón




Y pienso que estamos al borde
al borde de un cielo sin sol
después no hay retorno
ni tiempo ni amor


y el circo se va
y se ríe de todo
Después no hay retorno ni tiempo mi amor



y yo sigo

seguimos



Yako sigue

Yonny sigue


se hace difícil seguir anclado aquí sin tu amor
sin tu amor...


Ya sé, siempre soy yo
andar siempre buscando
y siempre volviendo a tu corazón
a tu dulce corazón...


Fito Páez





NO A LA MUERTE

NO A LA MUERTE





Es el hombre semejante a un soplo,
sus días son como sombra que pasa.

Vivimos a la sombra de una orilla

El paso de una sombra nuestra vida
Relámpago tan sólo nuestra sombra

Detrás de una tarde

Detrás de una lluvia

puede estar esperándonos la muerte









No estoy seguro de lo que es la muerte,

sólo presiento a veces su figura,

llena de una larguísima tristeza

por tantos pasos para dar con uno.



Ella revolotea en mi conciencia

como monstruo perdido de la tarde

y solamente encuentra entre mis pasos

los pasos de otra sombra que agoniza.







El asunto es acompañar la vida

a sol y sombra, donde sea preciso;

saber de donde nos sacó el hechizo

y contar con la última embestida.



No importa el llanto o la final salida,

la vida es solamente el compromiso

de estar donde la vida misma quiso:

al lado de la vida de por vida.









Detente, loca muerte, vil, artera.

Detente allí en la acera por ahora.

Detén, tú, muerte, la llamada ahora

que voy camino de la vida entera.



Detén, tú, muerte, la brutal carrera

con que cargas a todos en la hora

en que la vida estalla y nos aflora

la crepitante fuga de la espera.



Detente, muerte, por favor, detente.

Te lo suplico al filo de la muerte.

No te vengas así tan de repente.



Estoy muy lejos de ganar la suerte.

Me falta tiempo, tiempo simplemente

para ponerle trampas a la muerte.









Todo está bueno menos la palabra

muerte con que injuriamos a la vida,

aunque la muerte en tempestad se abra

desenfrenada, hambrienta, enfurecida.



Todo está bueno menos la palabra

muerte en los callejones escondida,

la hiena que a la vida descalabra

dejando su fiereza esclarecida.



Ya es hora que la muerte cambie nombre,

que la vida recobre su apellido

y que al fin le aparezca vida al hombre.



Mientras la vida irrumpa en estallido

no habrá quejido humano que se asombre

de eso que llaman muerte sin sentido.







Se ocultó la luz



Teníamos nuestra casa,
con puertas a la calle,
pequeña pero grande.

Nuestro pan de cada día

sembrado, cosechado.

Bastó una tarde

para perder la cámara, la luz, el cauce…



No derrumben nuestra sueño, nuestra casa…

¿Por qué la destrucción sigue su cauce?







Por un postigo en la tarde

se ocultó la luz



Todo se encuentra en punto de muerte

Al punto con la muerte…





Hay algo inefable en el instante de traspasar el umbral

todo se comprende,

de pronto la vida parece

juego y fin del trazo

recuerdo y camino

transitar por el tiempo en el hilo de la tregua

un canto acompasándolo todo

vuelta al origen,

súbitamente aparece la conciencia al lado de la luz

alguien nos aguarda



en el momento del acontecimiento

se disuelve el dolor

se diluye el bullicio

sin voz... sin lengua ni labios...

todo parece un mar inmenso surcando los confines de la luz

luego, al llegar a la orilla del horizonte

el paisaje es allí un jubiloso encuentro







Jazmín Sambrano





Adiós. Adiós. Adiós. Con ustedes siempre. Cuenten con nosotros.

Acuérdense de nosotros.







Pablo Mora

San Cristóbal, viernes, 26 de mayo de 2006

http://www.poesia.org.ve/minuto.php?codigo=1085

9:11 PM

 
Blogger jaisa said...

bueno sin mas que desir o no dolo desir sino agradeser por estas palabras tan bellas y sinseras solo me queda decir cn gratitud y cariño muchas GRACIAS...

Att: La hija de YACO
JAISA RAMIREZ.

10:11 PM

 
Blogger pankarta said...

el pan el sol la muerte
el olvidado asombro de estar vivos

PSA.

2:27 PM

 
Blogger pankarta said...

Cuenta abierta

A caminar

Pablo Mora



Esta tierra sobre los ojos, sobre el alma, este aprieto, este enigma, esta noche continua, este desasosiego, esta victoria que comienza, se aleja, se recuerda, viene y va. Te quiero, país, tirado abajo del mar, coronado de soles y neblinas, sombra de la guerra, mundanal escándalo, lleno de vientos, puteando y sacudiendo banderitas, repartiendo escarapelas en las calles; quemándote o floreciendo a fuego lento. Aglutinado en pura fogarada. Qué carajo, si la casita era un sueño. Te quiero, país tirado a la vereda, caja de fósforos. En cada casa, en cada plaza, hay alguien que nació haciendo discurso para algún otro que nació para escucharlo. Te quiero, país tan triste en lo más hondo del grito, tan golpeado en lo mejor de la sonrisa, tan grifo en la hora de la autopsia. Te quiero, a pesar de la sangrienta demencia que de antiguo atenta con la tribu, a pesar del águila rapaz y su avaricia loca, toda espumeante de historia, tragedias y misterios, exhalando el vaho putrefacto de los siglos, sorbiendo la polvareda de las necias apetencias, alcantarilla de los grandes asesinos en el desesperado despresamiento de los siglos, en el despellejamiento abismal de las brechas, trojes o caminos.


Te quiero a pesar del cómplice silencio para distraer el hambre de los humildes o arrancarle el fruto de sus sienes. Te quiero en las largas, confusas llanuras, serranías, en las que amasa y cuece el hombre su pan escaso, esparcido por el viento, buscando la pulpa ausente de los frutos. Te quiero a pesar de las babeantes, incompletas verdades, vertiendo su estiércol, retrasando nuestra marcha hacia el pan de cada día. Te quiero, país de barro, y otros te quieren, y algo, habrá de salir de este sentir. Te quiero, país desnudo que sueña; país despierto que grita; país resuelto que espera; país de sol y de nieve; país de siembra y cosecha; país de pulso, fuego y revuelta; país de barranco, de lumbre y de gloria; de palabra, pueblo y pólvora; de béisbol, ringside, furia y sampablera.


Me acuerdo de un amanecer alpino, en pleno invierno, soñándote despierto, entre la noche de la guerra, del hambre y de la lluvia, alzándote en los brazos, ofreciéndote a la vida, a punta de herejías, fabricándote, llevándote. Tapándome la cara, me acuerdo de la primera luna allá en Palermo, bajando de El Amparo, camino de la aldea. Palermo -mansa finca dormida en la floresta, fresco follaje que tocaba el cielo- antes, mucho antes de llegar a casa.

Desde esta rebelde encrucijada, te imagino, desperezado. Después de esta avalancha, calmada la borrasca, con zapatos rotos o nuevos, cuesta arriba, fuerte el corazón, y el brazo desafiando porvenires, conquistando soles. Te quiero país, pañuelo arrugado, maltratado, de estrellas impasibles, con sus calles cubiertas de carteles. Te quiero hasta la eternidad de un beso victorioso. Te quiero, sin revés, sin vuelta y sin derecho, nada más que de cerca, refulgente, insomne. A plena voz, te quiero, sin bajar los brazos, sin bajar la rabia, sin bajar la alegría, a contracorriente, a troche y moche, a corajazos, a sol y sombra, de claro en claro y de turbio en turbio. Vámonos a caminar, yo te acompaño.

http://www.lanacion.com.ve/noticias.php?IdArticulo=50051&XR=1

http://www.poesia.org.ve/cuenta.php?codigo=3842&categoria=

10:51 PM

 
Blogger pankarta said...

HAREMOS EL AMOR


http://www.poesia.org.ve/minuto.php?codigo=1634


Haremos el amor hasta que llegue el alba



Venturosos los que acogen al amor

en su morada

de ellos serán el pan el vino

la sal y las mieles contra el olvido



¡Que no caiga la semilla en la arena!



¡Que haya siempre leña

en casa de los amantes!



¡Que la mujer llegue a la cima

y el hombre ya la esté esperando!



¡Que en las manos de la mujer

crezca la raíz del hombre!



¡Que nadie muera

que no haya amado!



¡Que nunca sea torturado

el testículo del hombre!



¡y el pezón de la mujer

que siempre sea la flor!



que no sea torturado



que sea siempre la flor





De: Introducción a la pareja. Ibar Varas, Chile


http://www.poesia.org.ve/minuto.php?codigo=1634

11:59 AM

 
Blogger pankarta said...

A propósito de los 20 años de Cuenta Abierta

Bate sus alas la poesía por el ciberespacio



Poiesologia.org: una página para acceder libremente al reino de la poesía y la literatura en general

(Freddy Omar Durán)

El compromiso con la literatura trasciende la escritura -porque ciertamente existe un compromiso, sea éste al menos interno: trasciende los laureles que se marchitan, y hasta la obra misma que sin lectores resulta materia inerte. Quienes crean conciencia saltan necesariamente de la creación a la difusión, exaltación e interpretación de la literatura.

En este acto supremo de humildad admitimos que nuestro texto termina aceptado como un entramado de otros textos provenientes del pasado, el presente y el futuro. Entonces mi obra no sólo adquiere valor, también la de los otros y más aún resulta valioso el espacio que le imprime vida. Con muchos hierofantes se ha engrandecido la poesía pero las limitaciones espacio-temporales reservaron su acción promotora a una comunidad específica, jamás imaginaron que existiría algo llamado Internet para ampliar sus propósitos a territorios inimaginables. Afortunadamente nuestro poeta Pablo Mora sí la ha descubierto y con un nuevo uso replantea su aparente futilidad.

Pero ya desde hace 20 años, cuando ni soñábamos con la Red, de una manera más tradicional ha desempeñado encomiendas similares a través de su columna de Diario La Nación Cuenta Abierta. Un oasis en medio de una página de opinión llena de buenas ideas y de buenas exposiciones, pero igualmente urgida de la palabra lúcida, desafiante, volcánica e iridiscente, tan consustancial a Pablo Mora.

Actualmente para la poesía Pablo Mora ha reservado nuevos territorios en www.poiesologia.com que es consultada con frecuencia por miles de amantes de la poesía en todo el mundo de habla hispana con una selección y biografía de más de 500 poetas -casi 3 mil poesías- y más de 300 manifiestos, entre otras tantas gratificaciones de esta página web. De Pablo Mora como poeta mucho se ha dicho y mucho se ha reconocido. Necio redundar en ello pero hoy celebramos su ánimo de difusor del cual nos nutrimos para sondear los mares profundos de la Palabra.

http://www.lanacion.com.ve/noticias.php?IdArticulo=57012&XR=2

9:46 PM

 
Blogger pankarta said...

Pablo Mora

Puerta de arrastre

Por la puerta de arrastre que me espera, entré esta noche con mi propia vida; entré seguro en portentosa lidia, seguro de esta puerta y su quejido. Por la puerta de arrastre, me convido a la lucha del hombre, a su corrida, a la vida que, a tientas, me sostiene entre tercios y pases justicieros. Por la puerta de arrastre, me sostengo junto a mi sombra y mi fugaz latido, junto al velón, junto al feliz lucero. Por la puerta de arrastre, alguna noche saldrá la sombra de mi antigua sombra, la que se irá al final será la vida.




JACULATORIA

rézame embrújame céntrame concéntrame tómame madrúgame canélame entrebáilame tenme entiémpame empiélame empléame envuélveme pubísame avísame aprisióname elígeme tempráname encandílame claréame lévame llévame llámame lluéveme cállame diferénciame recórreme distíngueme enyémame enjuévame ábreme recíbeme átame desátame persígueme arrópame suspírame ladérame agítame nicotíname acósame dientéame resucítame circúlame madérame esperánzame acúname vientréame siénteme encímame enséñame ensiéname líbrame galópame azúlame hembréame hermáname mañáname espíname acéchame hamácame amárrame amásame ensélvame enrédame abrígame alméame enciéndeme saetéame estoquéame insómniame enllúviame alégrame emborráscame ventájame enhójame deshójame enrámame ármame desálmame amórame arómame achíname enchínchame enlúname resábiame aguitárrame astíllame ampárame enrúmbame embálame recórreme empálmame enmúgrame encuéntrame enlúchame encúbreme estréllame asómbrame siéntame arrodíllame sujétame carcélame cabálgame revélame aquiétame afírmame enceguéceme marinéame rásgame arrincóname enzaguáname aléjame azuléjame azafráname luciernágame castáñame coróname corazóname espárceme arbólame puéblame algazárame avelláname alborózame conténtame camíname gózame estrújame ultrájame bullaranguéame desgárrame esperánzame golpéame lacérame quémame desgárrame enguérrame guerréame fréname desenfréname acentúame extenúame persígname apresúrame jardinéame solápame endiósame endiáblame cascájame encántame hechízame solicítame necesítame neblíname charáguame charángame escopétame agállame visióname engáñame engáname enrúlame cópiame cronópiame defiéndeme declárame inclúyeme fortaléceme inclíname ordéname álzame levántame despiértame espúmame empúñame respírame acométeme resóplame retúndame enarbólame volcáname oriéntame irrádiame aguíjame llégame abúndame felíname preténdeme absórbeme torréntame fecúndame escárbame abalánzame enráyame broncéame embróncame resuélveme revuélveme titáname enmárchame esgrímeme desencadéname yérgueme víbrame truéname atorbellíname échame tardéceme nochéceme deséchame entiérrame destiérrame desentiérrame empátriame sálvame madrúgame fratérname dolórame sendérame costéame estérame cincélame univérsame encuévame encímame adéntrame siémbrame tríname enróscame náceme entiérname congélame sucúmbame enraízame vélame aúllame hoguérame cinérame enjámbrame ensánchame lámeme lígame légame llágame llégame empáblame entrepiérname empiérname piérname







_______________
Pablo Mora (Santa Ana del Táchira, Venezuela, 1942), licenciado en Letras por la Universidad Católica “Andrés Bello” de San Cristóbal, Táchira (Venezuela), y doctor en Psicopedagogía y en Periodismo por la Università degli Studi di Torino y la Università Cattolica del Sacro Cuore de Milán (Italia), respectivamente, ha ejercido el magisterio y la docencia universitaria hasta su jubilación como profesor titular de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), de la que también fue Director de Cultura y asesor del Despacho Rectoral en el área comunicacional. Entre sus publicaciones cabe mencionar la veintena de ensayos publicada en los números 9 a 29 (1998 a 2005) de la revista digital “Espéculo”; Almácigo 1-5 (1978-1986), Cuenta Abierta (1993), Asombro al descubierto (1996), A coro en el asombro (2000), Parte de asombro (2000), Insomnio terminal (2002), Cuarenta mil millardos de millas de hombres luz (2002), Palabra insomne (2003) y Poiesología (2005). Actualmente, administra los webs “Poiesologia” y “Poesía”, ambas recomendadas por la UNESCO.

http://www.gibralfaro.net/antologias/pag_1356.htm#arriba

9:50 PM

 
Blogger pankarta said...

Enlaces de marzo

http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com


Piero de Vicari http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-piero-de-vicari.html
Rolando Revagliati http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-rolando-revagliati.html
Marian Muiños http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-marian-muios.html
Mirta Cevasco http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-mirta-cevasco.html
Nilda Barba http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-nilda-barba.html
Pablo Mora http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/prosa-de-pablo-mora.html
Raquel Luisa Tepich http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-raquel-luisa-tepich.html
Fernando Sánchez Zinny http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/prosa-de-fernando-snchez-zinny.html
Leonor Silvestri http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-leonor-silvestri.html
Marita Ragozza http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-marita-ragozza.html
Isabel Krisch http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-isabel-krisch.html
Guadalupe Wernicke http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-guadalupe-wernicke.html
Alberto Peyrano http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-alberto-peyrano.html
Migé S. Aparicio http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-mig-s-aparicio.html
Ana Emilia Lahitte http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-ana-emilia-lahitte.html
Osvaldo Rossi http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-osvaldo-rossi.html
David Sorbille http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-david-sorbille.html
Roberto Glorioso http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-roberto-glorioso.html
Verónica Petek http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poemas-de-vernica-petek.html
Mirta Urdiroz http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-mirta-urdiroz.html
Analía Pascaner http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/cuento-breve-de-anala-pascaner.html
Myrtha Millella http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-myrtha-milella.html
María Eugenia Caseiro http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-mara-eugenia-caseiro.html
Daniel Tevini http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-daniel-tevini.html
Julia Del Prado http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-julia-del-prado.html
Laura Yasan http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-laura-yasan.html
Diana Poblet http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-diana-poblet.html
Eduardo Quintana http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-eduardo-quintana.html
Concepción Bertone http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-concepcin-bertone.html
Aldo Novelli http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-aldo-novelli.html
Marizel Estonllo http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-marizel-estonllo.html
César Carbache Mora http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-csar-carbache-mora.html
Lola Bertrand http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-lola-bertrand.html
Diana Espinal http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-diana-espinal.html
Horacio Gómez http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-horacio-gmez.html
María Judith Molinari http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-maria-judith-molinari.html
Augusto Casola http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-augusto-casola_09.html
Edna Pozzi http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-edna-pozzi.html
Roxana Palacios http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-edna-pozzi.html
Rubén Balseiro http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-rubn-balseiro.html
Marcelo Luna http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-marcelo-luna.html
Boris Gold http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-boris-gold.html
Antonio García Martínez http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-antonio-garca-martnez.html
Shirley Villalba http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-shirley-villalba.html
María Cristina Azcona http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-mara-cristina-azcona.html
Raúl Pignolino http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-ral-pignolino.html
Catalina Zetner http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/prosa-de-catalina-zetner.html
Luis Benítez http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-luis-bentez.html
María Del Mar Estrella http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-mara-del-mar-estrella.html
Carlos Carbone http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-carlos-carbone.html
Verónica Curutchet http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-vernica-curutchet.html
Olimpia Bordes http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-olimpia-bordes.html
Ana Guillot http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-ana-guillot.html
Eduardo Dalter http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-eduardo-dalter.html
Graciela Caprarulo http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-graciela-caprarulo.html
Carlos Roldán http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-carlos-roldn.html
Beatriz Schaefer Peña http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-beatriz-schaefer-pea.html
Alfredo palacio http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-alfredo-palacio.html
Norberto Barleand http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-norberto-barleand.html
Mariano Shifman http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-mariano-shifman.html
Graciela Wencelblat http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-graciela-wencelblat_05.html
Delfina Acosta http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-delfina-acosta.html
Elisabet Cincotta http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/prosa-de-elisabet-cincotta.html
Alba Estrella Gutiérrez http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-alba-estrella-gutirrez.html
Rubén Derlis http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-rubn-derlis.html
Erick Strada http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-erick-strada.html
Paolo Astorga http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-paolo-astorga.html
María Paula Mones Ruiz http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-mara-paula-mones-ruiz.html
Midgalia Mansilla http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-migdalia-mansilla.html
Jorge Orozco http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-jorge-orozco.html
María Rosa León http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-mara-rosa-len_01.html
Emilce Strucchi http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-emilce-strucchi.html
José Emilio Tallarico http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-jos-emilio-tallarico_01.html
Jorge Hirch http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-jorge-hirch.html
Marta Roldán http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2007/03/poema-de-marta-roldn.html

http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/

9:51 PM

 
Blogger pankarta said...

Se necesita una palabra
Pablo Mora



Miércoles, 14 de marzo de 2007

Quién detiene el vuelo de la bisectriz en el espacio!
Ibar Varas

Dicen que sólo vemos de las cosas la luz que arrojamos sobre ellas. De Jean Baudrillard se dice que veía simultáneamente las cosas al derecho y al revés, procurando sorprenderlas en el umbral antes que asomasen el rostro al sentido. Lo cierto es que a partir de las tres operaciones mentales —percepción, juicio, razonamiento— el arte de aprender corresponde a la visión originaria, con sus raíces en la visión y el descubrimiento primitivos. De donde Vico y Grassi afirman la preeminencia de la inventio respecto a la demostración, puesto que la facultad del ingenio, el descubrimiento, debe preceder a toda deducción o prueba.


¿Quién puede estar seguro de haberlo visto todo? Pregunta Vico, para quien el razonamiento filosófico requiere la formulación de la palabra como punto de partida: la preeminencia de la palabra, de la imagen, de la fantasía, del conocimiento inventivo, del pensamiento ingenioso. Más allá de toda pretendida exactitud científica, es con el ingenio con el que el hombre compone las cosas, en permanente razón poética o de creación. Para Heidegger es la palabra poética la que hace que aparezca “la cosa”, la que sostiene toda cosa. Ninguna cosa es donde falta la palabra. Ninguna cosa sea donde falta la palabra. Si la palabra es poética per se e histórica —desocultamiento, revelación, claro del bosque primordial— igualmente es “política” concluye y enfatiza Vico, evocando a Dante, quien formula la tesis de que el poeta, el hombre, es el fundador de la comunidad, abre el camino de la historicidad.


Hilvanamos estas ideas de Ernesto Grassi en su obra “Vico y el humanismo”, pendientes de nuestro acontecer nacional, urgido de una palabra fundante, sustancial, digna de una patria en hechura, en construcción; una palabra “política” a imagen de la fuerza del hormigón histórico que nos define, proyecta, condena o salva. Si en verdad estamos dispuestos a signar una nueva época, a pasar la página, requerimos una palabra al servicio del diálogo, de la polis, la comunidad. A tono con nuestra tarea histórica, que brote de la necesidad y confirme el origen y desarrollo de nuestra historicidad nacional. Una palabra emergente, ingeniosa, en prospección, que a partir del reconocimiento de nuestras potencialidades, afianzada en un sinérgico desarrollo colectivo, societal, apuntale una Venezuela camino a la consolidación de un Estado Naciente, de un Proyecto Nacional, de una Nueva Historia a medida de nuestro propio sueño y nuestra propia gente, a medida de hombre en razón de tiempo-creación.


Entre confusión y espontaneísmo, se precisa un ejercicio riguroso de la razón. Aquí hace falta una palabra. Nos hace falta una palabra. Una palabra liberada, decidida, resolutiva, austera, significativa, dialógica, esencial. En sintonía con nuestro pensamiento, relevante, reveladora, de verdad. Una palabra que revele el porvenir. Una lo posible con lo imposible. Una palabra de solidaridad alternativa, realizable. Una palabra libre como el vuelo de la bisectriz en el espacio. Para fundar el sueño, para salvar al hombre. Para nombrar y echar a andar la patria.

http://www.analitica.com/va/arte/oya/6414441.asp

9:53 PM

 
Blogger pankarta said...

SOLO POEMAS


Espacio permanente destinado a divulgar y promover el mundo de la Poesía, desde la antigüedad hasta nuestros días. Quien tenga interés en publicar sus obras, debe enviar 10 poemas, separados por una línea uno del otro, acompañados por un currículum o reseña sobre la obra.

Como es un espacio fijo, se irán agregando poetas constantemente.

.
Poetas de Siempre
.
Alejandra Pizarnik - Andre Breton - Antonin Artaud - Baldomero Fernández Moreno - Charles Baudelaire Edgar Allan Poe - Mario Benedetti - Ernesto Cardenal - Rubén Darío - Robert Desnos - Francisco de Quevedo

Garcilaso de la Vega - Gustavo A. Becquer - Jean Arp - John Donne - Juan Gelman - Louis Aragón -

Luis de Góngora - Oliverio Girondo - Roberto Juarroz - Pablo Neruda - San Juan de la Cruz -

Sor Juana Inés de la Cruz -

.

En cada bimestre se irán agregando otros poetas

.
Poetas de Hoy
.
Milos Alda - Helios Buira - Daniela Piccione -Feliciano Mejía - Isabel Miralles - Issa Martínez Llongueras - Liliana Varela - Milka Lay Alvez - Xenia Mora - Pablo Mora - Diana Poblet - Marisa Prunera -

Rolando Revagliatti - Susana Stefanía Ceruti - Rubén Vedovaldi - Graciela Wencelblat -


http://www.buira.com/solopoetas.htm

9:55 PM

 
Blogger pankarta said...

Mensaje del Director General de la UNESCO,

Sr. Koichiro Matsuura, con motivo del Día Mundial de la Poesía, 21 de marzo de 2007







Diversa y movediza, la poesía lleva en sí la imagen del presente. Nunca se petrifica: es un ámbito en el que la relación con el mundo y con el sentido, con la cultura y con el lenguaje, se formulan una y otra vez con nuevas palabras.



Cada año, el Día Mundial de la Poesía abre un espacio de diálogo y reflexión para afrontar una situación de marginalidad con la que intentan luchar múltiples manifestaciones, ferias y fiestas de la poesía.



Es preciso reconocer la índole singular de la poesía, que no está hecha de palabras nítidas y fácilmente comprensibles. En ella, el trabajo sobre el idioma se destaca en tanto que producción de formas novedosas e inéditas, que nada deben a los códigos lingüísticos habituales.



Al multiplicar las ocasiones e incluso las modalidades de la escritura, la poesía viene a ser pues el ámbito de indagación y experimentación que permite reexaminar la condición humana en todas sus dimensiones. Al llevar al límite el cuestionamiento del orden del discurso, fomenta la reflexión crítica universal sobre la palabra, los géneros, las categorías, lo que puede y no puede traducirse. Por sí misma, traza una cartografía de diálogos posibles entre las culturas, las historias y las memorias.



El cometido de este Día Mundial bien podría ser el de velar por el fomento y la salvaguarda de esas modalidades de intercambios y transferencias. Puesta al servicio de nuestra diversidad creadora, es mi deseo que esta efeméride alcance a nutrir y renovar la capacidad de cada uno de nosotros de prestar atención a la pluralidad cultural del universo.



Mano a mano con los poetas y los lectores de poesía, la UNESCO se une hoy a todos los que viven atentos a cuanto se inventa en la lengua y proponen formas artísticas nuevas, sin renunciar al trazado de genealogías inéditas, capaces de volver a dar un fundamento a las articulaciones, los temas y los lenguajes de la modernidad.





Koichiro Matsuura



Adresse email :

poiesis@unesco.org



Site web :

http://www.unesco.org/poetry

http://www.unesco.org/poetry/bienvenue.php?initia=espanol

http://www.ucm.es/info/especulo/numero22/paraque.html

www.poiesologia.com

12:28 AM

 
Blogger pankarta said...

EN EL DIA MUNDIAL DE LA POESÍA



¿ESTÁ HERIDA DE MUERTE LA POESIA?



A Juan Sánchez Peláez



LA POESÍA ES LA CONDICIÓN DEL HOMBRE



¿Está herida de muerte la poesía porque un poeta se fue a habitar el país de los silencios? No. El poeta no se va, apenas se transmuta. Como queda el hombre, siempre, en la pupila amorosa de quien toma en sus manos su palabra para sembrarla en nuevos solares con el sueño de que la tierra toda, un día sea purito reverdecer. La poesía, si vamos a su esencia, tiene que ver con esa condición de ser hombre, que aún no alcanzamos. Poesía es vida. La vida de una humanidad que da vida al hombre y que no lo sepulta. Verso es todo suspiro que el hombre deletrea ante aquello que lo conmociona y asombra. Poema es el vivir del hombre cuando no hiere de muerte la vida. Algo que transcurre anónima y silenciosamente, como el crecimiento de una planta, la combustión de una estrella, el paso de la neblina a la llovizna.



PERO NO HA NACIDO AÚN EL HOMBRE-POESÍA


Pero ocurre ciertamente que aún no hemos llegado a ese estadio del hombre en el cual se hace hombre-poesía de verdad. Apenas hemos iniciado un tránsito desesperado donde toda devastación ha sido posible. Despojado de su propia identidad, el hombre queda abandonado en medio de una muerte que tiene todas las dimensiones y hendiduras. Y entonces la vida, que acampa en las flores, las hojas, las noches, los pájaros y las colinas, deshabitada del hombre como está, se convierte en una especie de estrellita fugaz que apenas se divisa. Rayito de luz que de pronto se enciende. Palabra que naufraga hacia los confines de otros significados. A veces se detiene en un corazón y lo nutre y alimenta, para que se haga huella y cántico, lágrima o silencio arrebatado a la fiesta de los bosques. Entonces se levanta una voz solitaria, dibujando cabriolas en el aire, haciendo temblar los muros, buscando andenes hacia otras primaveras.



EL POETA NO HACE AUSENCIA DE MUERTE



No es que nazca un poeta, es que de pronto en ese corazón, la poesía que está en cada uno de los habitantes de este planeta, se vuelve verbo en su garganta. Y nace un poema, que no es hechura de un hechizo, sino laborioso andamiaje de un sueño colectivo que adquiere el arrebol de un atardecer único e insustituible. Juan Sánchez Peláez, en su silencio magistral, es uno de ellos. Y su vivir fue fraguar diminutos metales con las palabras para que se hicieran guijarros en la movilidad de un río. ¿Cómo, quien nombra los dones del hombre, habrá de marcharse alguna vez? No será nunca su ausencia la que hiera de muerte la vida, sino quienes no sepamos reconocer sus señales. No en la palabra sino en el vivir. No se trata de convertirnos en poetas sino de avanzar hacia la condición de ser hombres.


POR ESTA HORA QUE ES AHORA


Allí estará Juan Sánchez Peláez habitado por sus caballos, sus lechuzas, su Malena, sus prados y vergeles, de la mano poblada de luciérnagas de Mateo, junto a la ardilla de alquimia de Vicente Gerbasi, los cielos que dibujan claridades en la casa de César Moro, en los jeroglíficos que teje su memoria, en el paraje del fruto vano y el acíbar, franqueando la línea de su desarrollo, en la perplejidad de las cosas en vigilia, en la piel de fósforo de sus nudillos, en la gran araña del viento y la helada flor de los umbrales. Y en esos umbrales Juan Sánchez se pregunta: ¿qué armadura nos sostiene y lleva? Y responde: sólo yo tengo resplandor propio cuando no pierdo el curso del río, cuando no pierdo su verdadero sol. Por esta hora que es ahora. Y por eso nos son urgentes en verdad, las sílabas hechas de praderas y vergeles, para que ningún muro le ponga solapas a los amaneceres.



POETA DE ESTÍO Y MANANTIAL



Y para esa tarea recolectora no le hace falta al corazón más verde que el que nos regalan los verdes pájaros del atardecer. Para alcanzar la pureza del estío y el canto del manantial /sobre los pinos en una hora alta de paz y alegría. ¡Salud poeta!



mery sananes / 2003

12:29 AM

 
Blogger pankarta said...

Compañera del alma, compañera
Pablo Mora
moraleja@movistar.net.ve

In memóriam: Josefa Teresa Quintero de Mora ( Q. E. P. D.)

La madre mira desde la lejanía la noche es una antigua lejanía la noche siempre entre la sombra siempre la sombra antigua que a los hombres mira que a las costas de la divina antigüedad nos ata

Vas por el mundo porque existe el hombre antes del grito de la eterna entraña, velas callada el fuego de la vida, madre te llaman por llamarte hermana. Hermana de la lumbre en la ternura, desmoronas la angustia de los hombres y mantienes su pulso en pleno vuelo ante la dura ramazón del odio. Compañera de siempre, compañera, únicamente necesito vida para llamarte siempre jardinera. Quédate, no te vayas tan temprano que solamente tú sabrás colmarnos, jornalera de siempre, jardinera.

Desde el pulsar profundo del latido emerge tu presencia campesina y el eco de tu gracia se adivina cuando surge entre el aire florecido. Acorralas conmigo tu gemido en la choza abrazada de neblina y, entonces, tu recuerdo se encamina tras el fogón tiznado del olvido. A pesar de la lluvia y los zarzales sigo con tu orfandad en mi aventura, al lado de tu sombra en los cañales, porque mi esfuerzo siempre te figura entre riscos de sol y peñascales pulsándole la cuerda a la amargura.

Madeja embrujadora de mis años envuelta en el redil de la inocencia, qué lejos el primor de tu presencia de la cumbre mortal de tus peldaños. Imagen de los místicos rebaños trenzados en la infancia de la ausencia con neblina de luz y transparencia, ¿dónde el azul de tantos desengaños? ¿Dónde, madre, estrecharte entre mi beso sino en tu tierno abrazo campesino bañado por la luz del candelabro? ¿Dónde, madre, encontrar nuestro regreso sino en la soledad de nuestro sino mientras hurgo la tierra en que me labro?

En la aldea de noche un reverbero, un anafre azulando madrugadas, un sueño en cierne, en lumbre, en alto, en alas, un camino, un aprieto, a solas yendo. El camino extendió sus manos lejos, el sueño acompañó la siembra alada, el anafre fue dicha soberana, en tanto el reverbero iba fulgiendo. Camino, anafre, reverbero y sueño tejieron la esperanza cristalina donde toda mañana fue llegando. Con la tarde afloraba el azulejo, la noche toda infancia devolvía desde mil novecientos quince y tantos.

¿Dónde el anafre en fresca madrugada, dónde el sueño tejido en el camino, dónde la cumbre deshojada en sino, dónde la siembra en dicha engalanada? ¿Dónde el anafre en calma tersa, alada, dónde la aurora desafiando trino, borrasca, cumbre, portachuelo, vino, dónde la siembra en dulce fogarada? ¿Dónde el azul de tantos desengaños, dónde la paz en místicos rebaños, dónde la antigua luz del candelabro? ¿Dónde lluvia, zarzales y quebrantos, dónde la tierra en que de azul te labro, dónde este 2007 y cuántos tantos?

Cosías presagiosas serranías desde la orilla más pura de tu alma; con toda la paciencia, en santa calma, mil colchas conocieron de tus días. En cordajes bordabas sinfonías, bordabas sueño, lontananza, palma, segura de que en vida todo empalma nunca tus manos del amor vacías. A pulso de donaire y gallardía, coqueta entre coquetas, bien oronda, tu vida la llevabas muy erguida. Venada, intacta, atenta, en lozanía, gozas del fruto de tu enhiesta fronda desde este dos mil siete esclarecida. http://www.poiesologia.com/

7:11 PM

 
Blogger Pankar said...

Un nuevo sol en clave de sí

Pablo Mora­­­­­­­­­­­­­­­­­­­

moraleja@movistar.net.ve



¿Valdrá cambiar los sacos de balas por cuerdas en esta hora?
¿Valdrá que llenemos las almas y los campos con la palabra paz?
¿Valdrá en este momento, de Andrés Bello “La oración por todos?”
¿Valdrá el canto de los niños? En paz queremos crecer...
¿Valdrán los poemas urgentes de Pablo Mora, y las cartas de Saramago y García Márquez?



Lil Rodríguez







¿Valdrán las preguntas de Lil Rodríguez, de Neruda, de Jesús? ¿Valdrá el canto de los niños, los cantos iraquíes por la paz, los nuestros, los de más allá? ¿Valdrá la santidad de los tugurios? ¿Valdrán las pomarrosas de la aldea, los araguaneyes, samanes, apamates? ¿Valdrá la pena seguir viéndonos? ¿Valdrá saber qué los árboles esconden, lo que saben los caminos? ¿Valdrá el esplendor de las raíces, las uvas negras del destierro? ¿Valdrá que las cocuizas nos visiten, que la rosa siga desnuda, que el jueves vaya después del viernes, que hablen las estrellas, que converse el humo con las nubes, que las hojas se suiciden, que los martes sean bisiestos, que ceniza camine junto al fuego? ¿Valdrá que el encaje se desteja, que la noche se desate, que el mar se zafe?



¿Valdrá que los vientos se amontonen, que desfile el pensamiento, que la luna sea testigo, que despierte la espesura, que sean iguales los espejos, que los poetas nos convenzan, que el aullido se desborde? ¿Valdrá acabar con la justicia, quedarse en la miseria, saldar la cuenta con los perros, extraviarse en el camino? ¿Valdrá esperar el día de la victoria, llamar a Dios? ¿Valdrá seguir haciendo la palabra? ¿Valdrá pensar en el regreso, valdrá pensar, mirar, amar, morir?

¿Valdrá sentir la muerte en los talones? ¿Valdrán los pinos asombrados, la canción de la mirada, el canto del asombro, las lágrimas del viento? ¿Valdrá volver a las espigas? ¿Valdrá acercarse a los difuntos? ¿Valdrá el silencio de las ranas, la pulpa del deseo, el anticipo de la muerte, la paz, el lauro, la memoria, la nueva madrugada? ¿Valdrán los jirones de sueldo, los retazos del agua, los charcos del dólar, la señal del centavo? ¿Valdrá acercarnos a la vida, aprender el nombre de las noches, vivir con el destino siempre en guerra, añadir algo al mundo? ¿Valdrán los niños de Najaf y de Falluja? ¿Valdrán los acentos en la muerte, el asombro de la luciérnaga, la vecindad del enemigo, el enigma de las ollas, la estirpe de las horas, el reino de la calle, la dignidad del hombre? ¿Valdrá la pena no hacer ruido, despertar el alba, poseerla?



¿Valdrá sacar el beso de la espuma, oírle la risa a las cascadas, oler la locura de las rosas, escuchar la soledad, dirigirle la palabra? ¿Despertar a latigazos el silencio, descargar nuestros almácigos, encontrarse con la albada, nombrar al mundo? ¿Jugar a lo imposible, sacar la flor de las cenizas, llevar a peso las palabras, morir de asombros, cerrar los ojos a la luna? ¿Saber bien dónde hay barro, en qué lugar hay sangre, dónde queda la razón y dónde la justicia o la injusticia? ¿Construir la nueva levadura, preguntar por la alegría? ¿Estar a tono con la rabia y la ternura? ¿Salvar la memoria antes que los bribones nos la borren? ¿Rescatar las preguntas de los otros, salvar las respuestas de los niños? ¿Avivar el fuego, sacudir asombros, fundir los versos, despertar la clarinada, escuchar el alarido, llegar vivos a la muerte, asolear la eternidad, salvar al hombre? ¿Valdrá quitarle un minuto a Dios para dárselo a los hombres? ¿Valdrá recuperar el micrófono de Óscar Arnulfo? ¿Mantener abierta la palabra, reinar sobre la muerte, apuntalar el sueño, alentar el alba, el nuevo sol, el nuevo día? http://www.poiesologia.com/

4:32 AM

 
Blogger Pankar said...

vivo

pm

12:51 AM

 
Blogger Pankar said...

vivo todavía

pm

12:51 AM

 
Blogger Pankar said...

vivo todavía
bajo el granado trigal
de la noche insomne

pm

12:53 AM

 
Blogger Pankar said...

vivo

pm

12:59 AM

 
Blogger Pankar said...

noche insomne
rumorosa de viento alto

pm

6:29 AM

 
Blogger Pankar said...

noche insomne
rumorosa de viento alto y de luceros

pm

6:47 AM

 
Blogger Pankar said...

noche insomne
rumorosa de viento alto
y de luceros

pm

6:48 AM

 
Blogger pankarta said...

Canción de Paz
Pablo Mora

Ancha soledad de los desiertos. Sol en los tejados. Silenciosa frescura del aljibe. Vellón azul rondando por el aire. Voz en alta llamarada. Milagro para el rayo en muerte de la guerra. Canto de la brisa, el sol y las quebradas. Hoja y camino. Camino caminando con el viento. Incógnita en el tiempo. Una pregunta en pie para los hombres. Colina para otear a Dios. Hondonada para hallar la luz. La cresta de un lucero, por el postigo corazón mirando.

Susurro de los árboles, tu sueño. Tu corazón, del tamaño del mar que conocemos. Tu cabellera, los ríos, las quebradas, los riachuelos. Diminuta, te escondes en los sauces que duermen a los lagos, en los cipreses de la tumba ajena, en los aljibes de las casas solas; en los zaguanes del amor del viento o en las pestañas de la madre pobre. Hojarasca entre la noche de los pájaros. Tronco fatigado por el tiempo y la tormenta. Latido de fogata crepitando entre la fronda.

Conoces nuestra locura como nadie más conoce. Nos visitas muy de madrugada o cuando cae el sol sobre el tejado. Contigo supimos los misterios de las cosas como si fuéramos espías de los dioses. Sus secretos descubrimos. Conoces todas las nieves, todos los riscos, todos los gestos de los hombres, todo el espesor del viento, la justa medida de la espera junto a la luz total de nuestras cosas. Fabricas los sueños del jardín. Doblegas la furia de la guerra. En cada trinchera nos proteges; nos cubres en cada retirada y avanzas con nosotros, la primera.

Has asistido a mil batallas y tienes otras mil por combatir. Ilesa saldrás en cada portachuelo. Ninguna polvareda nublará tu paso, menos las luces de tus blancos senos. Mientras seamos capaces de asistir a un terremoto sobre un rayo de luna o a una tempestad en una gota de sol, crecerá tu sombra, Hilandera Majestuosa, la de todos los hilos de los sueños. Desde los Decretos de Belén y de la Sala de Actos del Smolni, con el mundo entero por testigo, tranquilidad no del orden existente, sino la de un orden nuevo, en busca de una humanidad nueva. La de elevar al hombre nuestro sueño. La de tan amarte y tan morirte, P A Z.

“Alguien soñaba cierta noche que todos los poetas del mundo, a un solo impulso, escribían sobre las paredes o los muros de las ciudades de la tierra una canción contra la guerra. Y que todas las madres y los padres y los niños y los jóvenes y las muchachas de todas las ciudades, las aldeas, las praderas, las montañas y los mares del mundo copiaban aquella canción en los cuadernos y en los platos, en las ollas y en las sábanas, en los zapatos y en las arenas, sobre los autos y las chimeneas, sobre las camisas y las pelotas. Hasta que todo el mundo fue una sola canción contra la guerra. Ni los políticos bribones, ni los militares obtusos, ni los científicos de la destrucción ni los mínimos ni los máximos comerciantes de la guerra pudieron atreverse a nada, mucho menos a soplar su globo de colores, pues la terrible P de la palabra Paz golpeaba con tanta furia sus intestinos que cada vez reducía más a gabazo su mala fe.” (Gustavo Pereira).

11:44 AM

 
Blogger pankarta said...

ay quien ose catar la poesía

Pablo Mora

En el Día Mundial de la Poesía
ay quien piense saber de poesía sombra antigua puede ser la más cercana y almácigo el horizonte más sentido es la primera noche el primer día la queja de mujer sobre la arena el grito del hombre frente al mar o el mar en fuga apenas escuchar vivir la muerte el soñar de la cigarra en celo armas de la noche ángeles en vela oleaje mujer que sube y llega paz de las aguas la gaviota en guerra sabor de virgen agridulce en cierne costa desierta el viaje que regresa
ay quien crea entender la poesía la sombra en llama corazón de pie loca sombra la última sonrisa embestida del rayo el pronto amor sonora soledad candente claro la del pájaro en árbol lluvia al hombro la canción del desvelo en dulce rosa risa grana unos ojos verdes grises campo sin nombre corazón desierto mayo crudo en acecho un almendro sueño del agua rosa celestial alma bien podada una flor mujer rosa desnuda tú en mi cuarto plena mujer desnuda el alma de noche verdad desnuda el alba viva eterna desnuda estrella costa del ocaso la desnudez la gracia el verbo el ánfora
ay quien ose catar la poesía viento ardido el sol rosa y alto y puro viento alegre los salmos del riachuelo manso viento las almas de la aldea viento de amor el mar la maravilla luna partida sueño en agonía el silencio mordido por las ranas garzas pintadas de lunitas verdes torre abierta los sueños de paseo ala del mar soberbia amplia alegría tardo suspiro inmenso asombro vivo
ay quien piense pulsar la poesía río en la mar el hombre en sacro duelo el gran dolor el hombre enviajecido el hombre pequeñito de papel nacer entrenacer piedra viento ola fuego hombre vida sueño verdadero hombre solo el simple niño desandando el amor la muerte la redención del hombre el cuerpo un volumen un sistema una máquina un mapa negro un hueco negro sin tierras sin ojeras gesto reflejado arrastrado por el río dolorido en la arena sepultada más allá una frente un brazo el pecho un remolino de plumas un aullido una humedad morada asoleada cuerda cuerpo de Dios abandonado llama anaranjada luz negra arena quemada por el muro a lo largo del muro hierve sangra cayendo uno a uno serpiente ondulando aullando reverso de la luz para medir la exactitud del agua cada hombre contiene una palabra retenida en el interior de su pupila un canto inexprimido en su garganta un torrente de suspiros pasto de perros y de aves somos hombres calcinados cortezas vacías de lo que antes éramos y el mismo cielo, todo un hombrecito! agranda enigma tus portones entraremos de cabeza contra el dolor contra la muerte fuego encendido contra la noche oscura sombra antigua olvidado asombro que a las costas de la divina antigüedad nos ata no se entiende en verdad el mediodía en verdad de verdad tan solo enigma
ay quien te juzgue humana poesía se pierde o se gana un relámpago lluvia de palabras silenciosas bosque de latidos y esperanzas presagio peligro miedo la luna con gatillo arañar hasta rabiar sonreír debajo de los árboles aligerar los ríos y los soles la llagadura igual que de costumbre el amor la muerte la redención del hombre estancia sin salida lugar vacío espera ciega imposibilidad feroz de lo posible aúpa el sufrimiento armado mientras amaga un golpe que nunca inflinge busca volver de golpe el golpe enveta bolivarianas fragosidades en la línea mortal del equilibrio azular y planchar todos los trilces hasta apretarse duro duro el alma zurcir cada lindero cada almácigo los versos antisépticos sin dueño enigma solamente solo asombro
pablumbre@hotmail.com

11:47 AM

 
Blogger pankarta said...

ensayo continuas eternidades

pablo mora

4:14 PM

 
Blogger pankarta said...

ya ye yi yo yo yu lluvia
lluvia
lluvia

p m

4:18 PM

 
Blogger pankarta said...

Cuarenta mil millardos de millas de hombres luz


1

Serás de esta tierra, de este mundo,
aunque las pardas lomas no lo crean.

Se abrazan con el sol y vuelan —gacelas al viento—
hasta abrazar en un solo carrerón a Dios.

Esclavos ayer, iluminan con su sueño
la estupidez del hombre.

Águilas. Ángeles. Pies.
Pájaros malucos, muy veloces.
Más veloces que cualquier pájaro.
Pies de viento. Pura danza. Viento puro.

Ángeles de piernas torcidas derecho al cielo.
Entre canto, amor y angustia pavorosa.
En noble pugna, haciendo guerra.
Guerreros entre guerreros, en guerrera maestría.
Arte al arte, a contragolpe limpio.
Golpe tras golpe. Gracia en explanada.
Vigor de brazo, agilidad de pies.
De un campo a otro, sulfurados.
En hermosas, fieras y atinadas fintas.
Fingen llegar a Dios en furia alada.
Uno corre, el otro se repliega
en esquivo y fulgurante vuelo.

Cam, hijo de Noé, más allá de maldición de Libro.
Camerunés al pie de volcánico macizo,
con su Camerún al hombro,
de cara al Atlántico Océano,
vive, corre, juega, sueña, vuela, danza del bosque,
manglar, sabana arbolada cobijando sueño.

Ébano, camarón, siervo alguna vez,
con cuarenta años,
con cuarenta mil millardos de millas de hombres luz,
su negritud extiende por el mundo
a punta de coraje y soledad.

De sol a sol, de lluvia en lluvia,
templa su esperanza,
el poder de su palabra, pisada y vuelo.

Saben, por supuesto,
que la vaca no es de uno solo,
el campo no es de uno solo
y el gol, de todos.

De trashumancia saben.
De empeño y estación madura.
La evasión no les permite nunca resignarse.
Perfectamente saben que el campo es el rey.
Que el tigre no tiene que hacer alarde de su negritud.
Que triunfo o metáfora se esconden,
se apañan en los montes, las veredas, los caminos,
convencidos de que no hay absolutamente nada
como la confianza en uno mismo.
Juegan de noche con la luna,
con ella practican su mejor jugada, es decir,
practican con la luna sus jugadas.

Reconocen que lo importante no es sólo saber atacar,
sino seguir con atención el más pequeño movimiento
del adversario o enemigo, frustrar sus hazañas
y adivinar sus intenciones.

Cadenciosos, danzan sus pasos,
juegan a lo eterno, nacen con el juego y en el juego.
Juego sagrado. Fuego eterno.
Cada día un nuevo tiempo.
Nuevo tiempo, nuevo juego.
Párpados de hormiga, hojas contra el viento,
invitados del polvo eternamente,
con la pena final en otros pies.Pablo Mora

San Cristóbal, Estado Táchira, Venezuela.

pablumbre@hotmail.com

8:28 PM

 
Blogger pankarta said...

2

Su Credo no más que uno solo.

Descubrir el secreto de los vinos mojados por el tiempo
o el vientre de las flores anunciando el suspiro de los dioses.
Darle rienda suelta al niño que se esconde en nuestros sueños.
Sentir que el viento nos acerca a los difuntos
o nos hace volver a las espigas
o al fondo más lejano de los vasos.
Destejerle al herbaje sus clinejas,
No olvidarse de darle de beber
al agua, los rastrojos y botellas.

Celebrar el cumpleaños de los árboles.
Escuchar el aplauso de los pájaros
cuando revienta en diapasón el día
a pesar del estruendo de las hambres.
Desarmar como un niño la osamenta
y dejar el juguete de nuestra estatura
abandonado en un rincón.
Echar una canción en la mirada
para dar con el canto del asombro.
Hacer caber a Dios en un dedal,
al Sol en el ojo de una hormiga,
al mar en los labios de una perla
mientras la luz ensimismada duerme.

Disfrutar de que el hombre juegue con el sol
y más de que el sol juegue con el niño.
Apiadarse de una pomarrosa engrifada entre la lluvia.
Quedarse de pronto sin presente,
sin futuro, sin fe, sin osadía.
Crepitar en enigmas tenebrosos,
pregunta que pregunta por el hombre.
Querer partir al infinito
de cara al misterio para siempre.
Saber del hospedaje del silencio
mientras la muerte nos espera un rato.
Saber del viento y su camino largo,
del sol y su trajín sagrado,
del niño y su cocuyo insomne,
del mar y de sus islas claras.

Ir a contragolpe hacia la muerte
cantando entre los pinos asombrados.
Comprobar que la alegría —auténtico gol— existe todavía
tal como la tristeza no otra cosa que autogol.
Defendernos de la infinita goleada de la muerte
—la más eterna de todas las goleadas—
desde esta inmortalidad que somos.

Dejar pasar la noche por encima de nosotros.
Inventar ratos, penas, rodillas, alegrías y tardanzas.
Oír el clamor, el griterío, al hambre en su galope.
Sentir el sollozo de la piedra.
Medir la larga soledad de los caminos.
Convencerse del viaje sin regreso.
Convencerse del viaje hacia la sombra.
Echar un vistazo al mundo.
Quedarse en medio de la tierra.
Esperar el pitazo irremediable.
Meterle goles a la Luna.
Ponerle trampas a la muerte.

8:29 PM

 
Blogger pankarta said...

3

Puestas en tierra las rodillas,
de pie, como en espera,
cuando uno de ellos camina, lejos llega.
De la cumbre a la planicie.
Del ras del suelo a la cumbre.
De la aldea al horizonte.
Cuando al negro le da por caminar
poca la noche para alcanzar estrella.
Cuando el negro camina es el suelo quien camina.
Camina con su alma, sus quebrantos, sus tejidos,
camino de la luz que los aguarda, los cobija.
Pugnaces, tercos, tenaces, sorpresivos, caprichudos,
a estos negros sóbrales razón para estar vivos.

Más que caminar, el negro trota.
Sin ellos, el mundo no es ni sería.
Ellos, raíz, gran memoria, terca esencia.
En la alta madrugada, al fondo del pajonal,
nos acusan, nos gritan, nos reclaman, nos acechan.
Siempre un negro remonta en sueño.

A pesar de los cruces de caminos,
de quejidos, de triunfos y derrotas,
los negros siempre, pugnaces, tercos, tenaces,
contumaces, invencibles, porfiados, ariscos,
indomables, negros sin más ni más,
camino del sueño, del alba o de la estrella .

Al pie de nuestra huella —inminente ébano descalzo—
a pelo sobre el mar, urdiendo lejanías,
en los vuelos azules de su pena
bajo una palma que atardece.
Llanto en azulancia, en alarido,
mirando, agazapado, de reojo,
escondido en la sombra
o en el látigo inclemente blandido entre la huerta.

Desnudo mestizaje en la pasarela del tiempo.
Rastros, rostros, enclavados en la piel del susto,
haciendo el amor en los rastrojos a luna descubierta,
grabando sus tristumbres primigenias,
desafiando restos, desaparecen y aparecen,
aparecen y desaparecen, abrojos, ojos, reojos, despojos
—verdaderos—.

Máscaras, fetiches, amuletos y moriches,
la fibra del bejuco, la piel del cunaguaro,
las plumas de las aves nos retan
a salirle en atropello al apellido.

Mudos, vigilantes, miran desde el tiempo,
desde el agua, desde el alma,
remotos, soñolientos, sinceros, genuinos
—verdaderos—.



Reclaman justicia. Recuperan sus estrellas,
las que quedan: el sol, el pan, el viento,
que los cubre y los protege, los alienta y los defiende.

Entre magia, guerra y gozo,
daremos aguardiente a la esperanza
hasta hacer bailar a las estrellas,
cuando canten los gallos de otromodo
al despertar la madrugada nueva,
bordeando las barracas de la margen izquierda

8:30 PM

 
Blogger pankarta said...

4

Con cielo azul tan callado,
con su sangre de palmera
con su risa tan ligera,
con su amor encabritado,
lleno de azul el costado
en reverbero de espuma
el negro canta y se suma,
con nudo entre la garganta
el negro en su noche canta,
el negro canta y se ajuma.

Tamba, tamba, tamba, tamba,
tamba del negro que tumba,
tamba del negro que arrumba,
tamba que tamba y caramba,
tamba del negro, ¡qué tamba!
El negro ajuma y encanta,
sobre sus pies se levanta,
tambor de cuero y madera,
gris armadura guerrera,
el negro se ajuma y canta.

Con patria dulce por fuera
y muy amarga por dentro,
con patria para el encuentro,
con su verde primavera,
el negro se desespera,
corre, viene, vuela y va
y no te entiende por na.
Si tú supiera, mulata,
por qué anudado en garganta
el negro canta y se va.

¿Por qué la noche africana,
por qué el negro tamba y tumba,
por qué el negro zamba y zumba,
por qué llora la mañana,
por qué el negro se amilana,
por qué su mano no afloja,
por qué su garganta roja,
por qué su mano tendida,
por qué su llanto y herida,
por qué la noche africana?

¿Por qué la noche africana?
Pregunta el negro y la brisa
y el mar y Juan sin camisa.
¿Por qué la noche tan grana,
por qué tanta resolana,
por qué el impasible duelo,
por qué el llanto en el pañuelo,
por qué la arena tan sola,
el barco, el alma y la ola,
por qué tan triste su cielo?

¿Por qué la noche africana?
Pregunta el negro y el blanco
y el negrito y su potranco
y el timonel, la sabana,
la caña y su tierra llana.
¿Por qué? Lo pregunta el viento,
el soldado, el regimiento,
el mestizo corazón,
la balada y la canción
y el cocotal sentimiento.

¿Por qué la noche africana
y su estrella marinera
y su gente carpintera
y su cuaderno y su plana
y su gloria soberana?
¿Por qué no alabar su gracia,
su coraje y su constancia,
las ceibas y sus penachos,
los pobres con sus muchachos
y el arenal de su infancia?

¿Por qué la noche africana,
por qué lo preguntan tanto,
por qué lágrima y quebranto,
por qué la pregunta afana,
por qué, barcarola hermana,
por qué la noche africana?
Reclama la turba humana
la causa del desconcierto.
Sólo un asunto muy cierto
para tan noble africana.

Azulosa por la noche,
entre aluvión, selva y tuna,
sirena negra de luna,
va su sombra a troche y moche
y aunque parezca derroche
el África en paz descansa
y en fervorosa alabanza
va ilumina que ilumina
mientras el mundo se inclina
ante su inmensa labranza.

¿Por qué la noche se empaña,
por qué Yambambó no canta,
Mamatomba se agiganta,
Yambambé llora y se extraña
Y Serembó casi araña?
¿Por qué la noche africana,
por qué yambó sin su ruana?
El África en paz enciende
la noche sobre el que entiende
que sólo ella es soberana.

8:30 PM

 
Blogger pankarta said...

5

Serás de este cielo, de este mundo,
aunque la aurora te envidie.

Del fondo de la página de la noche,
acecho de ojos de tigre,
suelto león emplumado,
gallo zambo, gallo fino,
ángel, relámpago, liebre,
lumbre, destello de ráfaga libre.

Al paso del alto sol,
máquina, lumbre, lucero,
caja de azogue nocturno,
azogue, tablado negro,
hélice, pierna y silbido,
jugándole al viento soles,
cuerda asoleada en el viento,
tajo de noche cetrina,
ciclón de sangre encendida,
indómito mar de sangre.

Muy azules tus ojeras,
humedecidas de noche,
cuando las venas estallan
para encender los luceros.

Yokadouna. Yaoundé.
Mbalmayo. Kuma. Mora. Nanga.
Abega. Milla. Mboma. Nikono. Eto'o
Onguene. Omam. Songo'o. Wome.

Manga, Souleymanou, Olinga.
Bindzi, Moussongui, Ntieche.
Tchuem Tsona, Beaud, Tchatchoua.
Zengue, Kibong Lam, Dikoume.
Mokake, Zambe, Feutchine.
Amadou, Effoula Nomo, Jama Mba.

Satán. Luzbel. Caplán.
Ardilla que sopla viento.
Audaz. Zagaz. Rapaz. La Paz. Quizás.
Marimba de tigre en celo.
Con señas de sol en la frente.
Marfil. Coral florecido.
Garras de águila.
Gacela. Cabra.

Los Leones Indomables.

Serpiente ondulando zafras.
Ángel pastoreando azules.
Brillante de la noche.
Puro sol repujado.
Luna redonda y limpia.
Sueño de garza en aprieto.
Largo fulgor de sombras.
Lampo de llanto y de sangre.
Estrella desnuda y alta.
Ansia negra. Negra ansia.

Hueles a sudor.
A Sol hueles.
A noche suenas.
Gritas. Sueñas.
Lloras. Cantas.
Gimes. Vuelas.

De derecha a izquierda
De izquierda a derecha.
¡Pecho a pecho!
¡Pecho de sol empapado!
¡Medio campo!
¡Medio campista!
¡Centro delantero!
¡Portero! ¡Laterales! ¡Líbero!
¡Uno mandando y otro mandado!
¡Todo mezclado!
¡Sangre de Dios desplegada!
¡Todo sangre, un solo río!

¡Ritmo de semillas secas!
¡Negra cintura caliente!
¡Curva de suspiro y barro!
¡Eterna sal encrespada!

¡Sangre de la alianza nueva!
¡Alianza de sangre y fuego!
¡Alianza de fuego y sangre!
¡Alianza solar de fuego!

¡Recio color de combate!
¡Arcana unidad de origen!
¡Saeta de tarde en culto!
¡Fogata alumbrando estrellas!

¡Caribe! ¡Arena y palmera!
¡Lomo azul! ¡Cola verde!
¡Aleta de ciclón!
¡Cuidado: muerde!

¡A jugar!
¡A bailar!
¡A correr!

¡A volar!
¡A vivir!
¡A sonar!

¡A silbar!
¡A revivir!
¡Sobrevivir!

¡A gibraltar!
¡A estrechar!
¡A azular!

¡A enrazar!
¡A africar!
¡A cantar!

¡A ganar!
¡A ganar!
¡A ganar!



¡Tú, ráfaga encendida, fulge, alumbra!

|¡Tú sólo Líbero! ¡Alienta, brilla!

¡Salva, tú, juego, de la muerte al hombre!





Pablo Mora

San Cristóbal, Estado Táchira, Venezuela.

pablumbre@hotmail.com

8:31 PM

 
Blogger pankarta said...

empezó a desnudarse
y comenzó a quitarse
el universo

7:31 PM

 
Blogger pankarta said...

Llamamiento

Pablo Mora










oír el llamamiento y presentarse en el patio de honor tomar el arma —la lumbre genital en la batalla— celarla antes después y en la faena alistarse entrenarse permanentemente partir de madrugada irse al frente a primera línea o retaguardia con trinchera o sin trinchera enfrentando al enemigo fuego a fuego defendiendo atacando resistiendo calada en el fusil la bayoneta empuñar la destreza necesaria sentir el apoyo del certero impacto de los misiles los ángeles custodios de la justa oír rumores nunca divulgarlos saber que el arte es una guerra en grande

hablar de vez en cuando de temas menores ir formando gestos lentamente usar la propia mano como almohada trasplantar los recuerdos hacer correr un pedazo de oscuridad sobre otro recortar el espacio que queda entre las cosas sacar de circulación nuestra imagen cambiar la propia imagen periódicamente cambiar de imagen cada tanto como se cambia de sueño cada noche

saber lo estrictamente indispensable participar en el engaño en el ardid la situación o la apariencia llevar la astucia al máximo posible adaptarse a la situación sobre todo a la situación ajena avanzar por caminos tan insólitos que nunca el adversario logre descubrir dar con el más vulnerable de los puntos batirse en retirada o perseguirla contar con la moral el ánimo el terreno el clima el mando la ocasión y la doctrina

hacer esto o aquello hacerlo todo a tiempo hacer reír así sea con una sonrisa de gato el problema radica en la sonrisa todos entienden menos los idiotas se castigan las costumbres riendo o con la fuerza de un artículo de fondo bajo un paraguas toda duda cabe todos los besos ecos y jadeos todos los escenarios de Broadway todos los alaridos todos los cuernos de las fotos todos los zapatos de la lluvia importante saber en qué guerra estamos dónde fuimos o estuvimos esto es imprescindible y por supuesto entender muy bien al mar nadie sabe qué hacer con tanta lluvia


De: Sangre Zurcida

7:43 PM

 
Blogger Beatriz Martinelli said...

Fue bueno encontrarte y leer tan buena poesía... Muchos años que te nos conocemos y tu poesía sigue siempre vigente y especial... Beatriz

5:10 PM

 
Blogger pankarta said...

Gracias, Beatriz Amiga...
Vivos todavía bajo el granado trigal de la noche insomne
rumorosa de viento alto y de luceros

11:04 PM

 
Blogger pankarta said...

Vivos todavía bajo el granado trigal de la noche insomne
rumorosa de viento alto y de luceros

11:05 PM

 
Blogger pankarta said...

vivos todavía
en el olvidado asombro de estar vivos...

8:09 PM

 
Blogger pankarta said...

Poesía de Pablo Mora

Ibar Varas


Estimado Pablo: Te felicito una vez más. Me alegra que tu trabajo poético llegue a tantos ojos y potreros donde tu palabra puede pastar y reverdecer sin necesidad de llamar a la primavera. Yo no sé qué es la poesía, solo me limito a escuchar su voz que me estremece como si besara todo mi ser. Esa voz yo la trasmito. Creo que siempre nos falta buen oído aunque la emoción nos ponga al borde del llanto cuando escucho el Quinteto en Do Mayor de Schubert o la Séptima, la Quinta Sinfonía y otras maravillas de Beethoven. A mí las palabras me despiertan a veces y tengo que levantarme para escribir lo que escucho en la soledad y el silencio del mundo. También se me anticipan y yo no sé si está bien que coloque una palabra aquí o allá o si lo que digo tiene significado. No importa, la poesía no es una teoría del conocimiento ni una variante del psicoanálisis para que alguien que nos lea constate nuestro estado de salud mental. La poesía es el pan que compartimos, el vino que nos vuelve transparentes, el crepúsculo que lucha por ser eterno, el relámpago que ilumina el sendero y nos evita caer en la soledad, es la bala contra el silencio, la puerta que detiene la nevazón, el alerce que vive millares de años para constatar cuan precarios son los arreos con que los átomos nos designan. La poesía altera el lenguaje, lo vuelve transparente, pero su afán no es convertir al lenguaje en el ser mismo de la poesía, como en filosofía pensaban los filósofos del lenguaje. La poesía torna alegre el trabajo y nos concede la vida eterna cuando nuestros ojos se reflejan en otros ojos y a ese pasmo y estremecimiento lo llamamos amor. La poesía es un acto de amor.

8:16 PM

 

Post a Comment

<< Home